Compartir
chat nuevo

Una Práctica de Vida con Responsabilidad Social en el Eje Cafetero

visita-ced.jpg

Estudiantes y voluntarios de la mano en la construcción de una sociedad con proyección, es el resultado de la visita de la subdirectora general de los Centros de Educación para el Desarrollo - CED.

Comunicaciones

Eje Cafetero

La Rectoría Eje Cafetero, acogió a Claudia Andrea Betancur Rojas, subdirectora general de los Centros de Educación para el Desarrollo-CED, quien en función de garantizar el desempeño y la correcta formación de los estudiantes en la cultura misional UNIMINUTO, visitó los diferentes centros de práctica, que semestre tras semestre reciben a los estudiantes y voluntarios que contribuyen sustancialmente al desarrollo y progreso social de las regiones.

En este sentido, UNIMINUTO contempla la Proyección Social como una de las funciones sustantivas y por ello, como parte del proceso de formación, todos los estudiantes de los programas profesionales adelantan la asignatura de Responsabilidad Social una Práctica de Vida, que tiene como propósito promover en los estudiantes la Responsabilidad Social desde la construcción de alternativas de acción-transformación.

"Realizamos esta visita porque en el país son 19 Centros de Educación para el Desarrollo y todos nos encargamos de una tarea muy importante que UNIMINUTO nos ha asignado de manera misional, que es la formación en responsabilidad social, lo cual lleva a los estudiantes a contextos donde hay problemáticas reales y allí se hace una formación disciplinar y transversal, que permite que nuestros estudiantes sean diferentes".

De esta manera, las necesidades de las comunidades de Risaralda y Caldas se convierten en los espacios propicios para llevar a cabo la intervención de orden social, donde los diferentes procesos académicos e investigativos que los Centros Regionales procuran dar respuesta al Plan de Desarrollo Institucional vinculando a los estudiantes y los voluntarios con las tareas sociales, no solo impactando los territorios, sino transformando el modo de formarse profesionalmente.

Fundación El Edén del Abuelo - Chinchiná

Cada territorio cuenta con unas características específicas, de acuerdo con ello, se generan las acciones pertinentes de intervención social, en el departamento de Caldas, la población de adultos mayores es considerable, por tanto, los centros de práctica en los cuales el Centro regional Chinchiná tiene más presencia atienden a esta población.

Así, desde las experiencias de impacto en el centro de práctica El Edén del Abuelo, Manizales, una de las abuelitas con su voz gastada por los años, pero embellecida por la gratitud, relató:

“En amor y amistad, nos llenaron esto de puras bombitas, nos divertimos, se vistieron de payasitos, nos alegraron mucho a todos los abuelitos, agradecerles y también a Jesús de los Milagros”.
 

Lea también: Responsabilidad social con poder de transformación en Caldas  

 

Proyecto Plan Padrino-Chinchiná

Los niños hacen parte fundamental de la formación y los estudiantes de UNIMINUTO son conscientes de ello, por eso, el sacerdote Gabriel Quintero, estudiante de la Institución en la sede de Chinchiná y junto a su compañero de clases , Alejandro López, ambos del programa de Psicología, han innovado en el departamento de Caldas con el propósito de ayudar a niños y jóvenes con el Proyecto Plan Padrino, el cual se lleva a cabo en alianza con la Arquidiócesis de Manizales y gracias a esta iniciativa promueven en el municipio el voluntariado y las prácticas en responsabilidad social, como una forma para el acompañamiento a los niños y niñas brindándoles herramientas pedagógicas que faciliten su labor, además de un acompañamiento integral, es decir, no solo académico sino alimentario, psicológico y familiar si se requiere.
 

“La estrategia de voluntariado de la Universidad se ha vinculado al proyecto de manera directa, brindando el aporte interdisciplinario que este requiere, ayudando directamente al objetivo central de formación integral, abriendo espacios de acompañamiento y asesoría desde la psicología y pedagogía”.

Alejandro López.
 

Ahora, el proyecto cuenta con los dos convenios (voluntariado y práctica en responsabilidad social) a través de los cuales la Universidad puede implementar el acompañamiento, aportando al desarrollo integral de los niños del municipio de Chinchiná.
 

CRISOL, Ecolonias-Pereira

Una zona invisibilizada de la ciudad de Pereira, adelanta proyectos de común-unidad desde ECOLONIAS, colectivo dirigido por Marleni López, egresada del programa de Licenciatura en Pedagogía Infantil del Centro Regional Pereira, quien, de la mano de varias mujeres emprendedoras y empoderadas, se vinculan a los  procesos de Proyección Social, de la Rectoría Eje Cafetero
 

Este proceso ha formado no solo a las mujeres que hacen parte del colectivo, sino que ha creado una cultura del cuidado ambiental en el barrio, pues las personas que allí habitan poco a poco crean una economía circular que les permite desarrollar prácticas que contribuyan en todos los aspectos del desarrollo de la comunidad.
 

“A mí me parece muy bueno estar en este grupo, porque primero que todo aquí he aprendido a quererme, a decidir cosas, ahora yo defiendo mis derechos, por eso estoy acá. Además, por ayudar al medio ambiente, a que esos barrancos estén más limpios y cuando los vecinos miran, van aprendiendo”.

Indicó Diana Muñoz, integrante de Ecolonias..
 

De este modo, el aporte fundamental que brinda la Institución más grande del país al desarrollo de la nación, logra impactar los territorios periféricos, donde las oportunidades escasean, pero donde el poder del amor se manifiesta forjando nuevas oportunidades.
 

Territorios de paz-Pereira

Las oportunidades de deconstruirse y construirse como personas, cobra sentido en la medida en que la autodeterminación y el acompañamiento fortalecen las capacidades de resiliencia del ser, ejemplo de ello, es la Fundación Territorios de Paz, que desde la Alcaldía de Pereira da una oportunidad de resignificación a las personas habitantes de calle y en situación de calle, la Fundación ha abierto sus puertas a los estudiantes que realizan las prácticas en responsabilidad social del Centro Regional Pereira con el fin de aportar en la construcción de una sociedad más justa, más equitativa y en paz.
 

“La granja son más o menos dos kilómetros de área, allí trabajamos en proyectos de agroecología, en tres pilares fundamentales; la Soberanía y Seguridad Alimentaria, el Emprendimiento Social y Pedagogías para la Vida, en las huertas comunitarias los chicos tienen la oportunidad de trabajar para desde allí autosostenerse a través de la comercialización de algunos productos que ellos cultivan y cuidan”.

Dato de interés

La práctica es desarrollada y orientada mediante proyectos sociales de formación que buscan aportar a las comunidades a largo plazo y generar interacciones positivas entre la academia y las comunidades; a nivel nacional se enmarcan en las siguientes líneas de trabajo:  

  1. Ciudadanía/ paz/ territorio/ posconflicto/ posacuerdos/ reconciliación. 
  2. Medio ambiente/ reciclaje/ ecología. 
  3. Educación/ formación/ nuevas tecnologías. 
  4. Cultura/ diversidad/ arte.
  5. Desarrollo humano.

Como estas, son muchas las experiencias significativas en los territorios en los cuales UNIMINUTO tiene presencia, por ello, si deseas más información y vincularte a los procesos de voluntariado y aportar a la transformación del país, puedes consultar AQUÍ

  • CED
  • Eje Cafetero

Comunicaciones

Eje Cafetero