Compartir
chat nuevo

Tejiendo socialmente con la mujer zipaquireña

Productos elaborados por las mujeres Zipaquireñas que hacen parte del proyecto Tejiendo Socialmente.

Desde UNIMINUTO Cundinamarca Centro Regional Zipaquirá se adelanta el proyecto "Tejiendo socialmente a la mujer zipaquireña", el cual transforma vidas y apoya a la reactivación económica. Una forma de ocupar el tiempo y ser una fuente económica para familias del barrio San Miguel, en el municipio de Zipaquirá.

UNIMINUTO Centro regional Zipaquirá, a través de su apuesta de responsabilidad social, desarrolla el proyecto “Tejiendo socialmente con la mujer zipaquireña”, liderado por Patricia Suárez, estudiante del programa Contaduría Pública, quien viene trabajando en una serie de talleres en tejido trapillo con la técnica macramé para mujeres amas de casa, mujeres víctimas del conflicto armado y pacientes oncológicas del Barrio San Miguel en el municipio de Zipaquirá.

Este proyecto es resultado del talento de la líder del proyecto, quien se ha convertido en agente de cambio desde hace aproximadamente 18 años y que hoy es una propuesta social. Esta iniciativa busca trasformar vidas, dar un camino de esperanza y progreso, como también ser una herramienta terapéutica y una fuente económica para las mujeres de esta comunidad. “Construir sociedades parte de ti y parte de tus ideas. Estando ahí para quienes necesitan de ti”, exalta Patricia Suárez.   

 

Blanca Niria Vargas, beneficiada del Proyecto, quién ve este espacio como una herramienta terapéutica, que le aporta a su proceso de  salud.

 

En detalle, la iniciativa consiste en que las mujeres amas de casa recolecten prendas de vestir que ya no tienen uso, para luego realizar un proceso de lavado, desinfección, secado y por último corte en tiras. Luego de ello, el grupo de mujeres son instruidas en técnicas de tejido macramé, donde entre las tiras de telas recortadas y agujas de ganchillo, empiezan a tejer, dando forma a bolsos, sacos, diademas, bufandas, entre otros artículos. Posteriormente, estos son comercializados en ferias y/o espacios de emprendimiento. “No he terminado de tejer el primer bolso cuando las personas ya me están pidiendo otros”, agrega Luz Dary Contreras, beneficiada del proyecto.

Cabe destacar que, la práctica en responsabilidad social, liderada por la Coordinación del  Centro de Educación para el Desarrollo de UNIMINUTO Zipaquirá, en cabeza de la docente María Cristina Chamucero, reafirma el compromiso social y el impacto que desde la academia se fomenta en cada proceso de formación de los estudiantes con la comunidad. Esto no solo permite ser un instrumento de construcción de sociedad, sino un espacio de aprendizaje y retroalimentación para los distintos actores. Una realidad que asegura Blanca Niria Vargas, paciente oncológica, al manifestar que el haberse incorporado al proyecto fue la mejor decisión, ya que allí no solo ha podido aprender y hacer productivo su tiempo libre, sino también se ha convertido en  una excelente terapia para poder sobrellevar su situación de salud y ser una fuente de ingreso económico adicional.  

Conoce más aquí.

 

Encuentro de Reflexión de prácticas en responsabilidad social, del CRZ.