Compartir

El Fototrampeo: una práctica que acerca a la comunidad con el ecosistema

El Fototrampeo

La iniciativa “Decodificado la Biodiversidad”, liderada por UNIMINUTO Virtual y Distancia y la Secretaría de Ambiente de Chía, busca la conservación de la biodiversidad en la reserva de la vereda Yerbabuena en Chía, Cundinamarca, por su alto potencial de ecosistemas para las especies y su variedad en fauna y flora.

UNIMINUTO Virtual y Distancia – UVD le apuesta a la conservación de la fauna y la flora en la zona de reserva forestal de la vereda Yerbabuena, Chía, en el departamento de Cundinamarca, a través de “Decodificando la Biodiversidad”, una iniciativa que integra el uso de herramientas tecnológicas para la medición y divulgación de la fauna y flora en la Zona de Reserva Forestal, Vereda Yerbabuena – Chía (Cundinamarca). Esta iniciativa reúne los esfuerzos del programa de Licenciatura en Ciencias Naturales y Educación Ambiental de UVD y la Secretaría de Ambiente de Chía, en aras de constituir una iniciativa que incluya la educación ambiental en el municipio.

De acuerdo con Esperanza Sepúlveda, docente investigadora y precursora de esta iniciativa, “se pensó trabajar en tres fases: una fase académica y de investigadores, por medio del estudio de fototrampeo; una fase de diálogo de saberes con expertos y habitantes para obtener distintos saberes y cosmovisiones frente al tema; y la fase de participación de la comunidad para implementar lo que se realizó y generar una “traducción” de la información científica a un lenguaje entendible que conlleve al sentido de pertenencia y valoración de esos ecosistemas”.

“Decodificando la Biodiversidad” es una alternativa innovadora que busca dar a conocer las diferentes especies animales y forestales de la zona de reserva por medio de la instalación de cámaras trampa (dispositivos automáticos que capturan fotografías de la vida salvaje), con el objetivo de reconocer su valor y conservarla por su alto potencial de ecosistemas y variedad de fauna y flora. Además, busca dar respuesta a la afectación que el ecosistema ha sufrido por la rápida urbanización de Chía y la agricultura expansiva, promulgando el conocimiento encontrado a través de MOOCS -cursos en línea masivos y abiertos, por sus siglas en inglés- y Objetos Virtuales de Aprendizaje (OVA) disponibles para los colegios, JAC y Asociaciones de la Sociedad Civil del municipio.

Según el instituto Humboldt, para el 2019, Colombia contaba con un estimado de 56.343 especies, sin considerar la enorme biodiversidad de microorganismos existentes. Sin embargo, también reporta que el país ha venido perdiendo el 18 % de la biodiversidad en los últimos años a causa de la ganadería, agricultura expansiva y las urbanizaciones.

A pesar de la presente pandemia causada por COVID-19, esta iniciativa, que se viene desarrollando desde hace dos años, ha podido implementar avances de forma virtual que permitieron que siguiera en marcha, gracias a talleres con la comunidad y reuniones de forma virtual. En la actualidad, ya se cuenta con un MOOC disponible en la página de la Alcaldía de Chía alojado en la plataforma “Moodle” de UNIMINUTO y con opción de descarga completamente gratis.

De esta manera, el Parque Científico de Innovación Social también se une a esta iniciativa a través de la implementación de la Ruta de Innovación Social –RUTA-, método propio que centra sus esfuerzos en la consolidación de estas iniciativas como Tecnologías o Innovaciones Sociales duraderas y efectivas, y con la cual esta propuesta de Innovación Social se encuentra en la etapa Entender-Analizar. Frente a la labor con el PCIS, Sepúlveda afirma que “este es un proyecto financiado por la universidad, ganador de la Convocatoria de Investigación de 2019. Para nosotros (los investigadores) es muy grato poder contar con el Parque; recibir su llamada y todo el apoyo a través de la RUTA es un paso más para poder continuar con el trabajo en conjunto y llevar a cabo esta iniciativa”.

De acuerdo con la Secretaría de Ambiente de Chía, a través de las cámaras trampas instaladas en los cerros de la vereda Yerbabuena, se ha logrado hacer seguimiento y monitoreo a las especies de fauna y flora ya existentes, y se han identificado nuevas especies como crías de Tigrillo Lanudo, Perdiz Crestada y Marmosa de Robinson que llegan al municipio por el alto índice de conservación de 33 hectáreas de bosque húmedo presentes en la zona.

Actualmente, los docentes investigadores de “Decodificando la Biodiversidad” recopilan un catálogo de imágenes de aves representativas del municipio, identificadas en colaboración con las personas apasionadas en avistamiento de aves y el fototrampeo, una publicación virtual que será gratuita. A través de estas herramientas didácticas, se espera reforzar el sentido de pertenencia y fortalecer las voces de participación y resistencia de la comunidad contra actividades que atenten contra la flora y fauna de la zona, además de buscar establecer un modelo de trabajo que, se espera, se pueda replicar en otros contextos a nivel nacional e internacional.