Compartir

Ciberacoso: mucho más que solo stalkear

Ciberacoso: mucho más que solo stalkear

Las redes sociales son varias plataformas digitales que sirven como herramienta de comunicación e interacción entre usuarios registrados que comparten diferente información y otros contenidos como imágenes, video, textos etc.

Sin embargo, se han conocido casos de personas que aparentemente se habrían vuelto obsesivas buscando otros perfiles en redes sociales, en especial cuando existió o aún existe un vínculo afectivo. Como es el caso que expone la psicóloga social y presentadora de la BBC, Aleks Krotoski, en el cual Zach Stockill, un joven enamorado desarrolla una obsesión poco sana con el pasado de su novia.

 

"Básicamente, me obsesioné con los pequeños detalles sobre su pasado; tenía mucha curiosidad sobre qué había pasado en su vida romántica antes de conocerme". Menciona Zach, quien empezó a indagar el perfil de su novia en Facebook y se hacía preguntas como: ¿Dónde se enmarca esta persona?, ¿Quién sale en esa foto?, ¿Qué significa ese comentario? Y pese a que intentaba calmar sus celos buscando compulsivamente respuestas online, esto no hacía más que alimentar sus intrigas.

 

Lo anterior es un caso de acoso cibernético, Emma Short, psicóloga y directora del Centro Nacional de Investigación sobre el Ciberacoso en la Universidad de Bedfordshire en Inglaterra, explica cómo Internet permite que las personas se mantengan escondidas, viendo cómo todo lo demás va sucediendo sin ser parte de ello.

 

“Observar a la gente no es malo en sí mismo, pero las redes sociales permiten observar más a la gente: más de lo que debería y más de lo admitido”, dice Emma.

 

Y es que las redes sociales brindan una ventana a la vida de otra persona y ofrecen una gran cantidad de información que simplemente no estaba disponible antes. Esos detalles que ponen las personas cómo, “estoy en cine con tal persona”, o estoy “en una relación”, crean una mina de oro de indicios y posibilidades para alguien con celos retroactivos. Como lo mencionan en BBC Mundo.

 

Además, Short está de acuerdo en que el ciberacoso y otros comportamientos obsesivos online tienen un efecto negativo en la salud de quienes los practican.

 

Por eso es importante considerar la cantidad de tiempo que se invierte en redes sociales, “stalkeando” la vida digital de otras personas y analizar si existe un sentimiento de culpabilidad por la acción, para buscar prontas soluciones y mantener una sana convivencia real paralela a la virtual.

 

Maria Alejandra Soto Hernández

Dirección de Comunicaciones

Rectoría Antioquia-Chocó