Compartir

“La Proyección Social: Corazón de UNIMINUTO”

Manos juntas

En ruta del avance y mejoramiento continuo que permea nuestro quehacer diario, en beneficio de los integrantes de la comunidad educativa, motiva anunciarles cambios sustanciales que reflejan la evolución de la misión de UNIMINUTO, traducidos en la nueva Política de Proyección Social y como hito histórico, el establecimiento de una Política de Relacionamiento y Seguimiento de los Egresados.

En la Política de Proyección Social, reglamentada en el Acuerdo N. 342 del 13 de agosto de 2021, se imprimen elementos novedosos que ratifican en primera instancia, el compromiso y testimonio institucional con la construcción de una sociedad fraterna, justa, reconciliada y en paz y el sello diferencial que la caracteriza, al concebirse como la función sustantiva que irradia el legado, la historia e impacto de 65 años de la Obra Social de El Minuto de Dios, en el territorio regional y nacional.

 

En este sentido y en coherencia con la misión institucional, la Proyección Social como función sustantiva, se define como el corazón de UNIMINUTO dado el compromiso de formar excelentes seres humanos comprometidos con la transformación social y el desarrollo sostenible, desde la solución a los problemas que enfrentan las comunidades, enfatizando en que su rol, destaca y articula  las otras dos funciones sustantivas: Docencia e Investigación, en tanto que las ilumina y, a la vez, se nutre de ellas.

 

Además, UNIMINUTO se une desde la proyección social, a la iniciativa impulsada por la Organización de las Naciones Unidas, donde los líderes mundiales de los Estados que la conforman, priorizaron y adoptaron 17 objetivos globales que buscan alcanzarse al 2030, articulándose con los ODS que están orientados a una opción preferencial por los pobres, lograr sociedades justas y equitativas, aportar al desarrollo integral sostenible, a partir de las oportunidades que otorga una educación superior de alta calidad que está al alcance de todos.

 

En el marco de la política, se declara que el papel de la formación es fundamental para lograr un trabajo e incidencia en torno al desarrollo sostenible mediante espacios formativos del área de responsabilidad social y la vinculación de profesores y estudiantes a las Agendas Regionales I+D+i+C y a los proyectos sociales de formación, generando concientización frente a los grandes problemas del desarrollo que están relacionados con la pobreza, la desigualdad, el cambio climático, la violencia en sus diversas formas, entre otros, guardando una estrecha relación con la forma como UNIMINUTO asume los postulados de la encíclica Laudato Sí del Papa Francisco sobre el cuidado de la casa común y como respuesta al llamado de hacer realidad el respeto a todas las formas de vida, a un estilo de vida más responsable con el medioambiente y con acciones incluyentes propias de la ecología integral.

 

Es de celebrar también que, por primera vez, UNIMINUTO cuente con una Política de Relacionamiento y Seguimiento de los Egresados, hito histórico que deja de concebir a este relacionamiento como estrategia y la ubica en el podio de una política específica para este grupo de interés que proyecta la apropiación de la misión institucional, la calidad de la formación académica como de sus aportes a la transformación social, a la altura del enorme reto de tener a nuestros egresados más cerca, como miembros activos de nuestra comunidad académica.

 

En este sentido, UNIMINUTO se compromete en esta política, reafirmando un relacionamiento permanente con sus egresados, para que a partir del seguimiento a su trayectoria profesional y conociendo sus necesidades e intereses, la institución pueda contribuir a su formación a lo largo de la vida y a su crecimiento personal y profesional a partir de un conjunto de servicios y productos que además crean un sentido de pertenencia con la institución.

NOTICIAS RELACIONADAS

Estas noticias también le pueden interesar: