Atrás

Trazando caminos de esperanza

Profesionales en formación, graduados y colaboradores se encuentran proyectando y fortaleciendo su liderazgo

 

En el mes de mayo culminó el cuarto nivel de la Escuela de Liderazgo Pastoral en UVD. Una experiencia increíble en el proceso de formación de los líderes transformadores que han avanzado paso a paso, o que han llegado “por si acaso”, y quienes se han permitido aprender para reinventarse, ser gestores y mediadores de cambio desde el liderazgo personal, con los otros, hacia los otros y mediante proyectos.

Estos pasos dados por los profesionales en formación, graduados y colaboradores, les han permitido reconocerse como protagonistas de su historia y ser capaces de aportar a la transformación de su entorno, con la capacidad arrolladora de un proyecto de vida que se dinamiza desde las relaciones gestadas en la cotidianidad, y en la que actúan mediados por lo que son, hacen, proyectan y comparten.

En la Lección Inaugural, que contó con la conferencia magistral “Un sueño a partir de la nada” ofrecida por el Pbro. Jader Igirio Tesillo, cjm., se reflexionó sobre los fenómenos que determinan la fragilidad de la vida en perspectiva de las relaciones intersubjetivas sólidas para la estructuración del proyecto de vida con decisiones consecuentes y comprometidas.

Luego el 16 del mismo mes, se llevó a cabo el acercamiento al coaching en el liderazgo de proyectos, desde las particularidades de nuestro rol como profesionales, ciudadanos, y ante todo como personas que transformamos el entorno de manera significativa.

Posteriormente, el día 23, la reflexión se centró en potenciar el liderazgo con una particular mirada a la realidad colombiana, una perspectiva evangélica a la optimización de los recursos, y gracias al liderazgo que parte de la observación, la comunicación, la contundencia, la toma de decisiones, la responsabilidad y el legado que compartimos con los demás.

La Escuela de Liderazgo finalizó el pasado 30, reflexionando sobre la comunicación asertiva de los proyectos, articulando su eficiencia y eficacia, y con un análisis de situaciones en entornos laborales y sociales, en los cuales necesitamos aprender desde el liderazgo para actuar con un plan de gestión de las comunicaciones.

Son múltiples y diversas las experiencias de este nivel, en el que nos acompañaron desde la virtualidad cerca de 500 personas, entre estudiantes, colaboradores y graduados, dispuestos cada día en su cotidianidad a trazar caminos de esperanza y recordar en acciones concretas la capacidad dialógica que tenemos los seres humanos en torno a lo que queremos, comunicamos y proyectamos.

Cabe resaltar el compromiso y apoyo ofrecido por nuestros conferencistas Daniel Medina del Centro Progresa EPE; Johan Toro, gerente de SerEquinos; y la magíster Sara Villamizar, experta en el tema de comunicaciones en proyectos; quienes se caracterizaron por su disposición, proactividad y asertividad, y por hacer de esta Escuela una experiencia valiosa, así como comprometedora para todos los asistentes.

Cabe recordar a la comunidad educativa que este proceso formativo inicia nuevamente a mediados de julio, para quienes no han logrado llevar a cabo alguno de los niveles, y para las nuevas generaciones de líderes transformadores que se quieren comprometer desde su cotidianidad a formar parte integradora del Liderazgo del Cuidado “Epimeleia”.

Son cuatro niveles de reflexión y formación para lograr apostarle a la novedad desde la eutopía.

Gracias a todos los participantes que nos acompañan en estos espacios dispuestos para avanzar desde la identidad institucional en la Cultura Misional y Espiritual. Son cada uno de ustedes quienes le dan sentido a las propuestas que llevamos a cabo.

 

 

Carmen Cecilia Acevedo Vargas
Profesional de Pastoral UVD

 

 


Formación