Atrás

Profesionales solidarios y de gran corazón

El voluntariado y la responsabilidad social buscan transformar vidas y replicar el conocimiento.

 

La Dirección de Proyección Social y la Unidad de Transversales abrieron las puertas al Centro de Educación para el Desarrollo -CED- y su programa de voluntariado “Transformando vidas” el pasado cuatro de agosto, en la búsqueda de fomentar procesos que aporten a la realidad social y contribuyan al sentido del servicio, calidad de vida, solidaridad, cultura del encuentro y del reconocimiento.

 

El inicio de la estrategia académica en la Sede UNIMINUTO Virtual y a Distancia, viene acompañada del fortalecimiento de la Práctica en Responsabilidad Social y el curso transversal Desarrollo Social Contemporáneo, que incentivan la generación de un trabajo solidario en las comunidades y el aporte al carácter misional de UNIMINUTO, desde sus diferentes líneas de acción que comprenden la formación ciudadana, la responsabilidad social y la investigación.

 

 

“A través de la apuesta educativa del CED, tendremos la oportunidad de hacer todo un proceso de devolución creativa con las comunidades, interlocutores y aliados sociales, reflexionando sobre los procesos que generan transformación social y apelan a los valores del servicio y solidaridad. A la vez de encontramos en una constante construcción de ejercicios que nos permitan atender lo que demanda la sociedad y todas aquellas nuevas problemáticas que se vienen de la mano del desarrollo”, destacó Patricia Leal Garzón, coordinadora del CED.    

 

Adicionalmente, y bajo la perspectiva del programa de voluntariado “Transformando vidas”, que pretende convocar a los estudiantes, docentes, graduados, administrativos, extranjeros y personas en general que se encuentran identificados con la Obra Minuto de Dios, el docente del Centro del Educación, Wilder Valderrama, explicó que se buscará estimular iniciativas que le apunten a un acompañamiento y apoyo académico a comunitarios e instituciones aliadas, así como a la generación de ciudadanías digitales, en el ejercicio de comprender y responder los espacios de interacción locales o regionales, desde ciudadanos críticos, la ética de la responsabilidad social, el cuidado y la vida.  

 

Al finalizar la jornada la graduada en Psicología de la Sede UVD, Diana Ospina, en compañía de algunos colectivos sociales afiliados a la “La Cuarta Chiva Festival” de la localidad de San Cristóbal, reflexionaron sobre la importante labor que ejercen los voluntarios en zonas vulnerables, resaltando la cultura, el arte, la educación y la familia como modelo de participación social activo y constructivo que les permiten entender y aportar a las dinámicas que generan paz, resistencia, tolerancia, servicio y otras formas de ver la vida.


Noticias