Saltar al contenido

Proyección Social

Atrás

Prácticas en responsabilidad social aportan a la construcción de paz

Estudiantes y docentes buscan la construcción de tejido social en sectores vulnerables.

 

El ejercicio pedagógico de la práctica profesional es la ruta principal para sensibilizar a los estudiantes y docentes de la Corporación Universitaria Minuto de Dios con la realidad de las zonas vulnerables del país, y para propender por el empoderamiento, así como la lucha social en diversos entornos comunitarios.

 

Entender la naturaleza de las prácticas en responsabilidad social es una de las tareas que desarrolla UNIMINUTO Virtual y a Distancia, gracias al trabajo articulado con fundaciones, organizaciones sociales, públicas y privadas e incluso con instituciones de la Educación Media, para comprender cómo este ejercicio contribuye a la paz, al tejido social y la búsqueda de resolución de los conflictos.

 

“Las prácticas de responsabilidad social universitarias: aportes a la construcción de paz y tejido social”, es precisamente el proyecto investigativo que busca poner en escena una mirada de conexión de la comunidad educativa con los problemas sociales en un entorno global y local, así como el reconocimiento de las capacidades de los practicantes y su puesta en marcha en los diversos escenarios.

 

Carolina Lozano profesora del programa de Trabajo Social y Álvaro Acosta docente investigador del Centro de Educación para el Desarrollo -CED-, líderes de la apuesta investigativa, sostienen que estos espacios “son escenarios potentes de pedagogía para la paz, que se relacionan con las transformaciones culturales desde la noviolencia y con los ámbitos de reconstitución del tejido social en los territorios donde transcurre la cotidianidad de las comunidades”.

 

 

Su trabajo, presentado en el marco del Séptimo Congreso Internacional sobre Tecnología e Innovación + Ciencias e Investigación -CITICI-, en Cancún, México, también les permitió reflexionar sobre la educación e innovación, destacando el rol de los practicantes sociales como constructores de sujetos políticos “pero lo político no es lo electoral... sino que hay una apuesta más ético-política de formar personas que además de ser buenos profesionales, sean mejores ciudadanos que ayuden a la construcción de un país mejor”.

 

Las conclusiones finales del equipo investigador estuvieron orientadas en reconocer que “la educación para la paz y la noviolencia es también un aspecto de gran importancia en el marco de la construcción de paz, pues a partir de esta orientación epistemológica y pedagógica, es que se llevan a cabo las prácticas de responsabilidad social de los y las estudiantes.

 

La práctica desde esta perspectiva, permite reconocer a los estudiantes, que la noviolencia es una práctica que debe llevarse a cabo desde la cotidianidad, pues la violencia no es algo propio de las comunidades que experimentan condiciones de vulnerabilidad social y política, sino que ha sido una forma de relación histórica entre la especie humana”.

 


Noticias

Atajos