Atrás

Mecánicos expuestos a riesgos laborales que afectan su salud

Docente presentó en Mumbai, India, investigación sobre peligros de trabajadores en sector mecánico automotriz.

Los trabajadores informales se encuentran expuestos a un número importante de peligros que afectan su salud. En el sector de la mecánica automotriz, más de 1.300 trabajadores se dedican a la reparación y mantenimiento de vehículos en la capital del país, exponiéndose a ruido (75,36%), riesgo biomecánico (93%), peligro de condiciones de seguridad (86%), exigencias de carga física y manipulación manual de pesos (76,58%), al igual que al trabajo de más de ocho horas al día (62,40%).

Así lo determinó la investigación “Condiciones de trabajo y salud en trabajadores informales de mantenimiento y reparación de vehículos automotores de Bogotá”, del docente del programa Administración en Seguridad y Salud en el Trabajo, Carlos Betancur, presentada en el marco del International Conclave on Occupational Health – 2020, Mumbai, India, agregando que, el accionar de los empresarios y/o dueños de negocios frente a la adopción de las normas para el cuidado de los empleados no es la adecuada.

“Los talleres de reparación y mantenimiento de vehículos hacen parte de las industrias de pequeña escala en la que los trabajadores están expuestos a múltiples peligros en el lugar de trabajo. En este tipo de negocios la salud de los empleados depende de la buena voluntad del empresario, ya que no hay organizados servicios de seguridad y salud en el trabajo y la aplicación de leyes no es rigurosa”.

El estudio de alcance descriptivo utilizó como fuente de información los resultados compilados en el programa Estrategia de Entornos de Trabajo Saludables de la Secretaría Distrital de Salud, analizando la caracterización sociodemográfica, las condiciones de trabajo y las condiciones de salud de los empleados dedicados a la mecánica automotriz.    

La primera fase estuvo asociada con el género, nivel económico, estrato, escolarización, integrantes en la familia, tipo de vivienda, entre otros, de los trabajadores. La segunda etapa se relacionó con la exposición a los peligros que representan un mayor riesgo en sus actividades económicas, como las formas de remuneración, horas en el trabajo, condiciones medioambientales, contaminantes químicos y biológicos, etc.

La tercera parte tuvo que ver con los accidentes en el trabajo por las malas prácticas y condiciones de los equipos que generan lesiones ocupacionales. Las incidencias más comunes son las quemaduras, cortes, así como caídas. “Son talleres de andén que no cumplen con la reglamentación, haciendo que los mecánicos, por ejemplo, realicen la fuerza con el cuerpo y no con las herramientas adecuadas para levantar la carga que sobrepasa los 20 a 25 kilogramos de lo recomendado”.

 

 

Para el investigador los mecánicos pasan mucho tiempo debajo de los vehículos ejerciendo presión con las manos, afectando sus hombros y brazos; están en constante exposición a las sustancias químicas, y la forma en la que limpian sus manos con gasolina para retirar el aceite, gas o hacerse la limpieza general no es la óptima. Otras prácticas comunes entre el gremio son la succión de combustible del tanque de gasolina hacia el vehículo, alcanzando a consumir el producto, al igual que los golpes con herramientas o la explosión de neumáticos durante el proceso de reparación de pinchazos.      

Asimismo, el proyecto analizó la enfermedad en el trabajo, determinando que las musculoesqueléticas son las relevantes, e intentando que los determinantes sociales estén presentes de acuerdo con los elementos estructurales “que no se ven”, es decir, con el número de horas en el servicio público en función de llegar al trabajo, los factores psicosociales, las formas de comunicación, el salario, la escasa afiliación a los riesgos profesionales, etc.

Según Betancur, de cada 100 enfermedades de trabajo solo cinco son consideradas con el nexo laboral y 90 a 95 pasan a ser enfermedades de origen general en el sector formal. Para el informal no hay un diagnóstico, “porque la gente sabe que se enferma, el trabajador es consiente, pero cuando va al centro médico el doctor no se preocupa por entender el trabajo como un factor que causa la enfermedad”.

En Colombia, según cifras de la Organización Internacional del Trabajo -OIT-, el 61% de los trabajadores están en el sector informal, “por eso es importante entender, primero, que la salud ocupacional es salud colectiva, intentando mezclar el análisis médico y el contexto en el que las personas viven para que tengan conciencia de su cuerpo y mente.

Segundo, lo que hay que hacer es apuntarle a cambios fundamentales frente al modelo de atención a los trabajadores, que pase de ser un modelo bancario a uno más social, de empoderamiento frente a la salud de su trabajo, y que indique que hay que generar acciones para todas las poblaciones incluyendo las más vulnerables, zonas rurales, informalidad en la ciudad, etc”.  

La presentación de la ponencia en el marco del evento internacional, fue el resultado del ejercicio investigativo que se viene adelantando al interior del programa académico a través del Grupo de Investigación Ambientes Laborales, Seguros, Saludables y Sostenibles - GIALSSS, reconocido y categorizado en Colciencias, sobre las condiciones de trabajo y salud de trabajadores informales.

El artículo investigativo se encuentra publicado en la Revista India de Medicina Ocupacional y Ambiental.

 

 


Actualidad

Bienvenida

Presentación Decano Ciencias Empresariales
Presentación Directora Administración en Seguridad y Salud en el Trabajo

Noticias