Educación

Atrás

Liderazgo con voz femenina: Milagro de Dios

Miles de historias se tejen al interior de la comunidad del barrio Milagro de Dios, historias ávidas por retratarse, por ser escuchadas, por anclarse en la memoria de Ibagué. Este es el reto que tiene el proyecto “Análisis de la reconstrucción de la memoria como contribución al reconocimiento de la identidad colectiva y psicosocial de los habitantes de la comunidad del barrio Milagro de Dios de la ciudad de Ibagué”, que hace parte del grupo de investigación EDUCORES de UNIMINUTO Tolima y Magdalena medio.

Allí, se pueden encontrar experiencias de gran impacto como la de Blanca Bautista, líder comunal del barrio Milagro de Dios, quien todos los sábados abre las puertas de su casa, tras ella se encuentra la biblioteca Julio Villa, en la que niños y niñas de la comunidad reciben talleres de radio, fotografía, inglés y actividades pedagógicas que forman a los menores de edad.

Ese mismo día en horas de la tarde, mientras cae el sol, Doris Hernández dialoga con los fundadores del barrio sobre las problemáticas y acciones que deben afrontar para lograr la legalización. En esta zona de la ciudad el liderazgo femenino se ha caracterizado por afrontar hechos de represión con fortaleza o para gestionar actividades lúdicas, pedagógicas o de salud pública para el bien común con amor y ternura.

Con la fuerza comunitaria se erigió el barrio Milagro de Dios, comunidad que se encuentra ubicada en la Comuna Nueve, extremo suroriental de la capital tolimense. Los límites del barrio son el Complejo Carcelario y Penitenciario de Ibagué, el barrio Las Américas y el reciente y polémico megaparque de Santa Rita.

Las historias de este territorio se han caracterizado por las luchas constantes por la defensa de lo que consideran como su espacio vital. El origen de Milagro de Dios se remonta al año 2013 con la acción del reconocido Julio Villa Newton de otorgar lotes de su propiedad a las personas menos favorecidas de Ibagué. Este acto de caridad tuvo repercusiones con su vecino inmediato, el Centro Penitenciario. Pues según los habitantes de este barrio las directivas del este centro de reclusión reclamaron la propiedad del predio en el que residen más de 300 familias.

“Yo creo que fueron más de 15 las veces las vino la Policía a sacarnos de los lotes. En una ocasión estábamos todos esperando que estuviera el almuerzo y llegaron ellos, nos tumbaron la sopa y quemaron el kiosco en el que estábamos”. Recuerda María Doris Hernández, presidenta de la junta de acción comunal, “Nosotros nunca respondimos de forma violenta, solo nos retirábamos y esperábamos para volver. Siempre fue así. A muchas nos llevaron a la Fiscalía, pero siempre estuvimos aquí”, concluye.  

Actualmente, el barrio se encuentra en proceso de legalización, esto ha traído nuevas preocupaciones, pues según líderes de la comunidad, la planificación del territorio y el trazado de vías pasa por encima de algunas casas de vecinos que han construido su hogar con esfuerzo. Escenario que ha llamado nuevamente a la unidad comunitaria para velar por el derecho a la vivienda, por esta razón se adelantan reuniones constantes entre líderes y fundadores del barrio para buscar una solución a esta problemática.

Todos los elementos de la historia del barrio se han reunido en la aplicación de este proyecto que hace parte de la sublínea de Pedagogías para la paz, reconstrucción de memoria y ciudadanía de UNIMINUTO Tolima y Magdalena medio.

 “La recuperación de la memoria es un proceso político, social, académico, pero ante todo, un deber ético de la ciudadanía que permite la identificación de la sociedad con lo ocurrido a sus habitantes. El proceso que se ha venido desarrollando en Milagro de Dios, usa la radio, la fotografía y la realización audiovisual como herramientas que permiten unificar varias voces. Nuestro principal objetivo es visibilizar y dignificar procesos sociales e historias de personas a quienes las une varios hechos del conflicto armado o violencia estructural”, señaló Leidy Ximena Mesa, investigadora principal del proyecto de investigación.

De la aplicación de este proceso que une temáticas como la memoria, el factor psicosocial y la identidad, se generaron talleres de fotografía y radio con los niños, niñas y adultos del barrio Milagro de Dios que permitieron la reconstrucción de memoria colectiva e histórica y a su vez retratar la perspectiva del universo de esta población en una exposición denominada “Memorias de Mi Barrio” que se llevó a cabo en UNIMINUTO sede Chicalá. En esta se evidenciaron los procesos de resistencia encabezados por las mujeres fundadoras del barrio, la estigmatización barrial y la normalización de la pobreza. UNIMINUTO espera que estos procesos de reconstrucción de la memoria histórica, también se puedan aplicar en el futuro en otros barrios y corregimientos de Ibagué.