Noticias

Atrás

Trabajando por la permanencia de los estudiantes

 

El área de Bienestar Universitario y Pastoral trabaja en un aspecto muy importante de cara a la permanencia de los estudiantes, pues con el fin de reforzar las debilidades que puedan presentar los mismos en el momento de adquirir sus conocimientos, la consejera realiza un proceso de acompañamiento para ser un puente entre las necesidades del estudiante y los requerimientos del docente.

Erika Caballero, docente y consejera del programa de Licenciatura en Educación Infantil, es quien está encargada de hacer el proceso de seguimiento a todas y cada una de las solicitudes que presenten los estudiantes.

En ese sentido se trabaja en las alertas tempranas en temas importantes como la deserción, de modo que cuando los docentes detectan ausencia masiva o incluso específica de un estudiante; se inicia un proceso de seguimiento por todos los canales informativos, con el fin de conocer las razones de su ausentismo. De acuerdo a las mismas se implementa un mecanismo de acción  que va desde generar acompañamiento psicológico, hasta la solicitud para becas de estudio si las razones están ancladas en el factor económico.

La labor de consejería impacta igualmente a los aspirantes que desean ingresar a formarse en el programa, para esto se realiza una prueba de admisión en donde se determina si el estudiante está psicológicamente habilitado para emprender ese camino formativo.

El programa de Licenciatura posee un proceso de admisión que no es excluyente, pues se ancla en lo diagnóstico con el fin de tener una amplia base de datos, que se pueda reestructurar si es necesario las dinámicas de enseñanza y formación académica profesional.

Toda esta labor tiene como fin específico que el estudiante esté listo para hacer su proceso de adaptación al programa, brindando la seguridad de que culminará el ciclo de formación profesional de manera exitosa, todo lo anterior respondiendo a la permanencia de los mismos.