Noticias

Estrategia de inclusión para brindar educación superior a población diversa en Ibagué

Desde su creación la Corporación Universitaria Minuto de Dios ha cimentado su quehacer diario en brindar a la sociedad colombiana una educación superior inclusiva. Es la misión de UNIMINUTO llevar a cabo un plan en los 87 municipios donde tiene presencia la institución educativa  que responda y supla  las necesidades de sus estudiantes.

En Ibagué, desde la Coordinación de Regionalización e Inclusión, se está trabajando en el inicio de la ejecución de una estrategia que permita vincular e identificar a los estudiantes que tengan condiciones diversas y requieran el apoyo de UNIMINUTO para asegurar su permanencia en el ciclo de formación profesional. 

“Después de la caracterización que será el primer paso de esta prueba piloto, se iniciará con la construcción de la política de inclusión de UNIMINUTO Ibagué, que trazará la ruta y guiará el trabajo de mitigar las barreras de la exclusión y así brindar educación superior al alcance de todos”, resaltó Gloria Carrero, coordinadora de Regionalización e Inclusión de UNIMINUTO Ibagué. 

En el marco de esta estrategia, se han venido desarrollado diferentes ejercicios, con el fin de sensibilizar a la comunidad académica frente al trabajo que se viene desarrollando. De esta forma, el Area de Regionalización, genera alianzas con los programas de pregrado, semilleros de investigación y reconocidos líderes en el Tolima, en temas de inclusión. 

Es así como con la presencia de la Elsa Barrios, una mujer que es reconocida en el departamento por su ardua labor de generar escenarios de inclusión para las personas de estatura baja, se sensibilizó a los profesores y administrativos, en la atención a personas en condición de discapacidad.

“Me parece pertinente el trabajo que realiza UNIMINUTO en Ibagué y esta iniciativa de difundir la necesidad de crear políticas que incluyan a personas en condición de vulnerabilidad”, señaló Elsa Barrios, quien además resalta que hay normativas que regulan y exigen la inclusión, pero el desconocimiento y la desinformación, hacen que no se generen cambios sustantivos, “este es el papel que debe tomar la academia, el de educar a la población, frente a los ejercicios de vinculación de población diversa”.