Economía y Empresa

Atrás

BusApp una iniciativa para mejorar el transporte en Ibagué

 

La idea de negocio de una aplicación que mostrara en tiempo real la posición de las rutas de transporte público en Ibagué, nació desde el tercer semestre de Administración de Empresas de Mario Morad y Miguel Delgadillo, que hoy cursan décimo semestre y consolidan su empresa gracias al apoyo de Centro Progresa, el Parque de Científico de Innovación Social y la convocatoria de Descubrimiento de Negocios Tics realizada por Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (MINTIC).

BusApp es un proyecto innovador que espera optimizar el transporte público de Ibagué. Por medio de la localización por GPS de las rutas de la ciudad, los usuarios podrán conocer en tiempo real su ubicación y así organizar mejor su día.

Inicialmente la idea nace de la observación del transporte público de Ibagué. Los dos jóvenes emprendedores entendieron la importancia de este sistema y la cantidad de personas que impactaban. Así que para presentar un trabajo de clase imaginaron en los buses, sistemas de comunicación que transmitieran información cultural, local y de las paradas de buses.

En el transcurso de la carrera de pregrado, Miguel y Mario fueron moldeando su idea de negocio, tanto así, que participaron en encuentros de investigación en la modalidad de emprendimiento, clasificándose a un Encuentro Nacional de REDCOLSI en Bucaramanga, donde obtuvieron buenos comentarios de esta nueva propuesta.

 

 

“La idea empezó a tomar forma cuando fuimos al Parque de Científico de Innovación Social de UNIMINUTO y conocimos a Centro Progresa E.P.E., con la asesoría esta entidad en Ibagué, pudimos enrrutar nuestra idea idea en bases teóricas, nuevas tendencias, en la parte legal e innovadora. Estamos muy agradecidos con nuestra universidad”, señaló Miguel.

Luego de tener su proyecto consolidado la pareja de emprendedores se enteró de Apss.co por Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (MINTIC) en la primera ronda, Allí fue donde se llevaron su primera decepción, puesto que por una distracción no subieron los documentos de acuerdo a los requerimientos de la convocatoria y quedaron afuera.

“Esperanzados revisamos la calificación y nos dimos cuenta que nuestro proyecto tenía un cero, verificamos y observamos la falla”, agrega Miguel.

Un respiro fue la ampliación de la convocatoria. En esta no había cabida para los errores y fueron los primeros en entregar la información. En este momento, el grupo de emprendedores se encuentran en la etapa de preparación en el Parque Científico de Innovación Social y esperan que su idea mejore la calidad de vida de miles de ibaguereños. 

Por: Daniel Camilo Preciado Gómez

Profesional en medios y comunicaciones.

 


Economía y Empresa