Información General

Colombia, un país que históricamente ha vivido conflictos armados y que hace 52 años, vive una guerra con grupos guerrilleros al margen de la ley y que a finales del año pasado pacto la paz con el mayor de estos grupos, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) nos permite soñar  con un país distinto.

En este contexto, la responsabilidad social de las ciencias sociales y por ende de la psicología es alta, dado que entre sus objetivos esta promocionar la salud mental como lo expresa Montero (2007) el compromiso de un psicólogo es facilitar que la sociedad encontré la prosperidad y la salud mental que redundé en el progresos y desarrollo de los integrantes de la comunidad.

La psicología por décadas ha estudiado los traumas psicosociales y de salud mental de la victimas que en el país son casi 8 millones, así como el impacto de la atención e intervenciones psicológicas (clínica, comunitaria y social) dado que todas ellas buscan como objetivo la reconstrucción personal, familiar y del tejido social.

Cuenta de ello, es el informe sobre los 10 foros que se realizaron en el país en el 2014 con una asistencia de más de mil doscientas personas y que conto con la participación del Colegio Colombiano de psicólogos (COLPSI), la Unidad para la Atención y Reparación Integral a Victimas (UARIV), la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) y el Ministerio de Salud; organizaciones no gubernamentales, facultades de psicología, operadores locales de diversos programas. Los foros tuvieron por nombre  El rol de la intervención psicosocial, la psicología y la salud mental en los diferentes escenarios de conflicto armado en Colombia;  entre las conclusiones más relevantes se puede mencionar que:

Las investigaciones que se han impulsado desde la psicología han ayudado a consolidar procesos de comprensión del conflicto en situaciones contextuales y sus efectos en lo individual y lo social-comunitario, complejizando las realidades y los daños ocasionados por el conflicto para determinar necesidades de intervención, consolidando procesos como estrategias de paz y protección de derechos en el trabajo con las víctimas, los grupos armados y ex pertenecientes a estos (p.4).

Al respecto López (2015) propone que:

Solo una actuación masiva, coordinada, sostenida, diferencial y evaluada de entidades y comunidades puede incrementar las posibilidades de transformar la historia de prácticas violentas de gestión de los conflictos a una sociedad que incorpore practicas no violentas de gestión de los mismos y que esté orientada a la mejora permanente de las condiciones de vida de quienes han vivido en medio de la guerra (no se puede construir paz en la desigualdad, la pobreza, la miseria, la injusticia, la exclusión política o la destrucción ambiental) de forma que los espacios de violencia se prevengan, disminuyan, contengan y se impida que sean ocupados por otros actores generadores de violencia (párr.12).

Es por ello es que el programa de psicología a través de este primer Simposio y V jornadas académicas del programa, abordará la temática: Salud mental, retos y alternativas de intervención psicosocial eventos que permiten la discusión, construcción y reflexión frente a esta temática desde diferentes miradas y de esta manera corresponder a la formación del psicólogo de hoy.