Atrás

Vida saludable y alimentación balanceada

Alimentarse sanamente es vital para mantener una vida saludable. Sin embargo, controlar la ingesta de alimentos puede ser una tarea difícil cuando en el hogar hay desconocimiento sobre el tema. Es importante tomar consciencia sobre lo que se consume en la vida cotidiana y sus repercusiones en la salud, buscando un equilibrio y sobre todo disfrutando de lo que se come.

Si esto no sucede, la alimentación desbalanceada puede causar obesidad, trastorno caracterizado por niveles excesivos de grasa corporal que aumentan el riesgo de otros padecimientos como problemas cardiovasculares, altos niveles de colesterol, triglicéridos, entre otros. La obesidad suele ser el resultado de ingerir más calorías de las que se queman durante el ejercicio y las actividades diarias normales. Cuando se diagnóstica, la persona que la padece debe someterse a un control de nutrición exigente, así las cosas, es mejor cuidarse en el día a día con ejercicio y alimentos sanos que esperar a padecer obesidad para cambiar los hábitos drásticamente.

Se dice que el 70% de un estilo de vida sana se debe a la buena alimentación y el 30% restante a la actividad física. Uno de los alimentos más importantes es la avena, que tomada en el desayuno ayuda a controlar los niveles de azúcar y colesterol, dos parámetros fundamentales para una buena salud. Otros alimentos que se deben incluir en la dieta son el té verde, las manzanas, los cítricos, el cacao, el aguacate, el brócoli, los arándanos, las fresas, el pescado, las buenas grasas y los frutos secos. Además, tratar de consumir en pequeñas cantidades aquellos alimentos que impidan tener una dieta balanceada como harinas, grasas trans y azúcar.

Según el Ministerio de Salud en Colombia, “la alimentación saludable es aquella que proporciona los nutrientes que el cuerpo necesita para mantener el buen funcionamiento del organismo, conservar o restablecer la salud, minimizar el riesgo de enfermedades, garantizar la reproducción, gestación, lactancia, desarrollo y crecimiento adecuado. Para lograrlo, es necesario el consumo diario de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, leche, carnes, aves y pescado y aceite vegetal en cantidades adecuadas y variadas. “

Si se disfrutan las rutinas de alimentación reconociendo la importancia del aporte que tienen los alimentos consumidos en el organismo, sus nutrientes, minerales y vitaminas, el cuerpo sabrá responder mejor ante ellos, fortaleciendo su funcionamiento para una vida feliz y saludable, a esto se le conoce como alimentación consciente.

 

Imagen tomada de freepik.com

Alejandro García Buitrago

Dirección de Comunicaciones

Rectoría Antioquia-Chocó