Atrás

Dar vida y esperanza con la donación de órganos

El trasplante consiste en la sustitución de un órgano o tejido deteriorado por otro que funciona correctamente. El primer caso de donación de órganos registrado en la historia de la medicina se dio en el año de 1933 por ruso Yuri Yurijevich Voronoy. Un trasplante de riñón retirado del cadáver de un hombre de 60 años fue implantado a una joven que se encontraba en coma urémico, dicho procedimiento logró mantener con vida a la mujer durante dos días y luego falleció. “Yu Yu” como es conocido el cirujano, realizó además otros cinco trasplantes de riñón, pero infortunadamente ningún caso tuvo éxito.

En 1954, Joseph Murray realizó el primer trasplante renal con éxito en el Hospital Peter Bent Brigham de Boston, Estados Unidos. En 1963 Thomas Starzl realizó el primer trasplante de hígado en la Universidad de Colorado en Boulder Estados Unidos y en 1967 Christian Barnard realizó el primer trasplante cardíaco entre humanos en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Estos últimos teniendo el mismo éxito al lograr la supervivencia de los receptores de los ya mencionados órganos.

Según el Ministerio de Salud en Colombia, existen en la actualidad más de 2.500 personas que se encuentran en lista de espera para el trasplante de órganos. Las personas que necesitan un trasplante son aquellas personas que padezcan un daño irreversible de uno de sus órganos o tejidos y que no pueda curarse con otro tratamiento médico, siendo la única opción para evitar su muerte o para llevar una mejor calidad de vida”.

La Ley 1805 de 2016 sancionada por el expresidente Juan Manuel Santos, sobre la donación de órganos, convierte a todos los colombianos en donantes obligatorios a no ser que en vida se manifieste lo contrario. Para donar es importante que la persona en vida informe a sus familiares su voluntad de ser donante y que los mismos respeten su decisión y la informen en el momento del fallecimiento. 

Una persona que fallece y que tiene todos sus órganos buenos puede salvar la vida de 8 personas. Los órganos vitales que pueden donarse son el corazón, los pulmones, el hígado, los riñones, el intestino y el páncreas. Además de los tejidos como la córnea, la piel, los huesos, médula ósea, vasos sanguíneos, válvulas cardiacas, entre otros.

Es importante tener en cuenta que donar los órganos además de beneficiar al receptor, también suele reconfortar al donante antes de su muerte y a su familia al saber que salvará a otras personas, aunque puede ser difícil al principio, esta caridad puede ser provechosa e incluso terapéutica para la familia del donante. Es difícil perder a un ser querido, pero es gratificante ver que una parte de tu ser salvará a otros. Un beneficio más de la donación de órganos es que ayudan a la investigación debido a que, si los órganos no cumplen con los requisitos de trasplante, se puede ampliar la investigación sobre las enfermedades y cómo reaccionarían en función de otros cuerpos.

UNIMINUTO Seccional Antioquia-Chocó, con apoyo de Bienestar Institucional, realizó un vídeo que explica de manera breve la importancia de ser donante de órganos e informa sobre las oportunidades de vida que genera al receptor ¡Todos podemos donar vida, oportunidades y felicidad!

 

 

Alejandro García Buitrago

Dirección de Comunicaciones

Rectoría Antioquia-Chocó