Atrás

La disciplina y la perseverancia llevaron a Angie a cumplir sus sueños

Angie Cataño Franco, estudiante de intercambio de Administración de Empresas de la Sede Bello de la Corporación Universitaria Minuto de Dios, vivió la experiencia más enriquecedora que puede tener una estudiante que sueña con viajar a otro país a cumplir sus sueños como profesional.

Pero, su historia va más allá. Su paso por la Universidad de Univates, en Brasil, donde realizó su intercambio, le permitió formarse como una profesional íntegra, una mujer con más carácter, convertirse en residente del vecino país y cultivar un corazón lleno de gratitud por todo lo aprendido durante su travesía.

Angie es ahora la primera estudiante de otro país en graduarse en Univates, lo que significó para ella y la institución un gran día, lleno de expectativas, sensación de nervios y mucha emoción para ambas partes. Llegó el día de la ceremonia y, mientras corrían los minutos, mientras llegaba el momento de ser llamada para otorgarle el título, su corazón latía con más fuerza.

Llegó el momento, su sueño se estaba haciendo realidad y, aunque su familia estaba a miles de kilómetros, lejos de ella, no fue impedimento para que desde Colombia pudieran observar cómo el nombre de su hija, acompañado del himno nacional tricolor, se escuchaban en todo el auditorio de Univates y colmaban de felicidad y asombro a todos los presentes.

“Quiero que sepan que para Dios no hay nada imposible y que hasta lo que no se ve, si Dios dice sí, nadie puede decir no”. Con esta frase, Angie quiso dejar un mensaje a todos los jóvenes que quieren lograr sus sueños y que, al igual que ella, quieren vivir esta experiencia de movilización internacional.

Finalmente, agradeció a UNIMINUTO por brindarle esta oportunidad, a su familia por acompañarla en este arduo proceso y aseguró que viviría esta experiencia una mil veces, siempre y cuando la vida se lo permita.

       

 

Daniela Mayor Rueda
Dirección de Comunicaciones
Rectoría Antioquia-Chocó