Atrás

Inventos accidentales con gran impacto

La capacidad creativa de los seres humanos es una de sus mayores fortalezas, gracias a ella se han creado productos y servicios que facilitan la vida de millones de personas en el planeta. Desde principios de la historia cada nuevo invento sirvió para un gran paso, un adelanto o un logro que significó avances para los habitantes de aquel entonces.

Sin embargo, no siempre los inventos surgen con mucha planeación. Ciertos “accidentes” han dado paso a elementos que no estaban previstos y que luego de estar en búsqueda de otra cosa, salen resultados diferentes, pero muy útiles y de gran impacto. El portal web Muy Interesante menciona varios, a continuación 5 de ellos.

* Microondas: En 1946 Percy Spencer, ingeniero de la Corporación Raytheon, estaba trabajando en un proyecto relacionado con el radar. Mientras probaba un nuevo tubo de vacío, descubrió que un  chocolate que tenía en el bolsillo se derritió más rápido de lo que esperaba. Ante la duda, comenzó a experimentar apuntando el tubo a otros artículos, como huevos o incluso granos de palomitas de maíz. Tras los experimentos, concluyó que el calor percibido por los objetos provenía de la energía de microondas. Poco después, el 8 de octubre de 1945, Raytheon presentó una patente para el primer microondas que pesaba más de 300 kilos y medía 1,68 cm de alto.

* Fósforos o cerillas: En 1826, John Walker, farmacéutico británico notó un bulto seco en el extremo de un palo mientras agitaba una mezcla de productos químicos. Cuando trató de rasparlo saltaron chispas y llamas. Tras sobresaltarse con el inesperado descubrimiento, Walker comercializó los primeros palitos de fricción como "Friction Lights" y los vendió en su farmacia. Estos estaban hechos de cartón, pero pronto los reemplazó con tablillas de madera cortadas a mano de aproximadamente 8 centímetros de largo. Se vendían en una caja equipada con un papel de lija. Aunque se le aconsejó patentar su invención, decidió no hacerlo porque consideraba que el producto era un beneficio para la humanidad.

* Velcro: En 1941, el ingeniero suizo Georges de Mestral se encontraba dando un tranquilo paseo por el bosque con su perro. Al regresar, vio que los bajos de los pantalones estaban cubiertos de pequeños pedazos de bardana. Estudió esta planta con la esperanza de determinar cómo se pegaban tan fácilmente a la ropa y descubrió que los pequeños ganchos de la fresa permitían que se aferrara a pequeños retazos de tela. Entonces se le ocurrió la idea de crear un cierre de dos lados con esta función y lo denominó "velcro", que no era sino el nombre de su empresa. El producto fue patentado en 1955 y fabricado y distribuido en todo el mundo.

* Rayos X: en 1895 un físico alemán llamado Wilhelm Roentgen estaba trabajando con un tubo de rayos catódicos. A pesar del hecho de que el tubo estaba cubierto, vio que una pantalla fluorescente cercana brillaba cuando el tubo estaba encendido y la habitación a oscuras. Trató de bloquear los rayos, pero la mayoría de las cosas que colocaba frente a ellos no marcaban ninguna diferencia. Sin embargo, cuando puso sin querer su mano frente al tubo, descubrió que podía ver sus huesos en la imagen proyectada en la pantalla. Reemplazó el tubo con una placa fotográfica para capturar las imágenes y así nacieron las primeras radiografías.

* Penicilina: La penicilina el primer antibiótico que se descubrió. En 1929 un joven bacteriólogo, Sir Alexander Fleming, estaba ordenando su laboratorio. Después de haber estado de vacaciones, volvió a trabajar para descubrir que una placa de Petri de la bacteria Staphylococcus había quedado sin cubrir, observando que el moho había matado muchas de ellas. Nombró dicho moho como penicillium notatum, y tras una investigación adicional descubrió que podría matar otras bacterias y administrarse a pequeños animales sin efectos nocivos. Una década más tarde, Howard Florey y Ernst Chain retomaron su trabajo y aislaron la sustancia destructora de bacterias que se encuentra en el moho: la penicilina. Los tres ganaron el Premio Nobel de medicina en 1945 "por el descubrimiento de la penicilina y su efecto curativo en diversas enfermedades infecciosas".

 

Imagen tomada de freepik.com

 

Maria Camila Gallego Parra

Dirección de Comunicaciones

Rectoría Antioquia-Chocó