Atrás

¿Cómo la familia aporta al cumplimiento de los ODS?

El desarrollo sostenible busca satisfacer las necesidades de las personas sin afectar los recursos de las próximas generaciones, pero ¿Qué tanto influye la familia en este proceso? El desarrollo sostenible atiende temas importantes a nivel global como el cambio climático, las desigualdades sociales, la hambruna y la escasez de agua, por mencionar algunos ejemplos; todo esto se convierte en un reto que busca tanto el progreso social en diferentes ámbitos, como la estabilización del medio ambiente.

Acciona, informa que, “Las Naciones Unidas aprobó la Agenda 2030 que contiene los Objetivos de Desarrollo Sostenible, una serie de metas comunes para proteger el planeta y garantizar el bienestar de todas las personas”. Este proyecto político y social, consta de 17 objetivos y 169 metas y trabaja con el propósito de poner fin a la pobreza, de proteger el planeta, y de garantizar que todas las personas puedan participar de la paz y la prosperidad.

Por su parte, la revista Apuntes de Familia, asegura que el desarrollo sostenible empieza desde la familia y desde el rol que cumple cada persona en su hogar: “la familia es el comienzo de todo lo humano, del aprendizaje, de los hábitos y las virtudes, de la concienciación de los derechos y deberes, así como la capacidad de transformar el mundo a través de del trabajo y la imaginación”. De ahí que, en los hogares, junto a la familia, los niños aprenden valores, los derechos y los deberes que tienen en la sociedad y cómo deben aplicarlos, sin duda es la guía más importante y el comienzo del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Ahora bien, las políticas públicas tienen el deber de brindar los medios y las herramientas necesarias, además de promover las potencialidades que hacen parte de la identidad y ayuden a cumplir todo aquello propio por naturaleza, significa que cada Estado debe proporcionar cosas tan básicas como la integridad física, la salud y la alimentación entre muchas otras cosas. Es por eso que la Constitución Política de Colombia, indica en el artículo 44 que se debe garantizar: la vida, la integridad física, la salud y la seguridad social, la alimentación equilibrada, su nombre y nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor, la educación y la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión.

Siendo así, la familia debe garantizar el cumplimiento de los derechos de la infancia y a partir de ahí empezar a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La revista Apuntes de Familia, hace un indicativo claro que da cuenta de cómo a través del cumplimiento de los derechos, se está cumpliendo también con los Objetivos planteados por las Naciones Unidas: “Derecho a sobrevivir y prosperar, ODS 2; a la salud y el bienestar, ODS 3; la educación de calidad, ODS 4; estar protegido contra la violencia, ODS 5; al trabajo decente y al crecimiento económico, ODS 8; a la paz, la justicia y las instituciones sólidas, ODS 16; así mismo, a vivir en un entorno limpio y seguro, ODS 6; a la energía asequible y no contaminante, ODS 7; a la acción por el agua, ODS 3 y a tener las mismas oportunidades y al fin de la pobreza, ODS 1”.

Por lo tanto, “la familia es la principal aliada para hacer que la infancia, el grupo social más vulnerable, no se quede atrás en incluir e integrar, en garantizar su bienestar, y a su vez en cultivar principios que se consagran allí” (Revista Apuntes de Familia). Desde la familia se aprende el valor de la función social de la manera más sencilla posible, referente a la economía, la política y la cultura, permitiendo entonces que el desarrollo sostenible en todas sus dimensiones sea cada vez más cercano.

 

 

Carolina Vivares Muñetón
Dirección de Comunicaciones
Rectoría Antioquia - Chocó