El jueves 1 de junio en el auditorio del Colegio Santísima Trinidad de Bucaramanga se cumplió la actividad de cierre de las prácticas de responsabilidad social (RS) correspondiente al primer semestre del 2017-1. Al acto asistieron los estudiantes, profesores, representantes de las instituciones donde se realizaron las respectivas prácticas de RS, y el coordinador de Proyección Social del  Centro Regional Bucaramanga, acreditándose una presencia de 68 personas.
 

Este semestre desde el CED se concibió realizar cambios sustanciales en la organización del evento, entre aquellos se percibió la conveniencia de realizar una socialización de experiencias que sirviera de retroalimentación de manera que pudiéramos conocer de primera mano todas las circunstancias que han acompañado en las experiencias de las prácticas socialmente responsables, tanto en aquellos aspectos positivos como en aquellos que no lo son tanto.

Otra cuestión que cambió respecto a otras ediciones, fue su carácter no competitivo  - aunque de manera interna se seleccionó las mejores prácticas de cara a la Noche de la Excelencia-, el objeto era escuchar a los protagonistas de las actividades y sus experiencias en los escenarios de prácticas (tanto con las instituciones como con la población objeto).
 

Se dio la apertura de la actividad con unas palabras del coordinador de proyección social  Carlos Alberto Porras Alarcón.  A continuación, se procedió a realizar el programa proyectado, posteriormente se presentó al equipo docente que participó en este primer semestre 2017-1 en las PRS y los diferentes escenarios en donde se desarrolló las acciones socialmente responsables.
 

El docente Elmer Cacua fue el moderador del conversatorio que mediante tres preguntas de  base sirvió de ruta para la socialización de los distintos actores participantes en las PRS. La exposición de los distintos actores fue muy edificante y a tener en consideración como lecciones aprendidas en las futuras prácticas de responsabilidad social.

 

 

El 31 de mayo de 2017, en el Auditorio Pedro Gómez Valderrama de la Biblioteca Gabriel Turbay  y  la Dirección de Comunicaciones del Ministerio de Cultura,  el Instituto Municipal de Cultura y Turismo de Bucaramanga, en alianza con la Corporación Universitaria Minuto de Dios Centro Regional Bucaramanga y Proyección Social, se desarrolló el  Foro Comunicación, Cultura y Construcción de Paz. Un espacio con la ciudadanía en donde se habló de lo que implica la construcción colectiva en torno a la paz.

Espacio de reflexión en el que se dieron a conocer experiencias  en torno a la generación de políticas de paz, además  de esto se contó con  la ponencia de Patrick Colgan, Asesor Especial de Paz del Gobierno de Irlanda; el ilustre el periodista colombiano, Javier Darío Restrepo,  hablando sobre los retos de los comunicadores en el pos acuerdo y la mirada de construcción de paz mediante la  convivencia y reconciliación en el territorio colombiano, se contó con la participación activa de más de 150 estudiantes de las  diferentes Universidades del Bucaramanga.

A su vez se presentaron experiencias  que han aportado a las construcción  de paz en el Departamento de Santander  y acciones relacionadas con la comunicación y la cultura.

 

 

1 Conversatorio Internacional “La Educación Inclusiva Desde una Perspectiva Social, con David Towell.

 

 

Con entero beneplácito, el Centro Regional Bucaramanga de Uniminuto contó con la presencia del Doctor David Towell, pionero en procesos Inclusivos Educativos y Sociales en Europa quien con su presencia desarrolló en nuestra institución el Primer Conversatorio Internacional  denominado “La Educación Inclusiva desde una Perspectiva Social”,  tema que, sin duda, va acompañado de muchos cuestionamientos que suscitaron debates interesantes, ideas y propuestas pertinentes para el desarrollo y el mejoramiento de los procesos inclusivos en el ámbito educativo educativo y social en la Universidad. Uno de las principales interrogantes que surgieron a partir del conversatorio giró en torno a la comprensión del termino Inclusión:  pareciera que al hablarde inclusión se estuviese refiriendo única y exclusivamente a la población con discapacidad, a la defensa y la promoción de sus

derechos, sin embargo, debemos reconocer que existen en el país muchas otras minorías que también necesitan ser reorientadas, al brindarles oportunidades de transformación, tal es el caso de las víctimas del conflicto armado, los desplazados, la población afrodescendiente, y todas aquellas personas que por alguna u otra circunstancia no han tenido las mismas oportunidades que el común de la población.

En este sentido se reconoce a la inclusión como una filosofía de vida que nos permite interiorizarnos y sensibilizarnos ante las diferentes realidades sociales, que van más allá de nuestro pequeño entorno, reconociendo que todos tenemos el mismo derecho a tener una participación plena y activa en la sociedad independientemente de las condiciones particulares, entendiendo la diversidad no como una barrera sino como una oportunidad.

Durante el conversatorio el Doctor David  planteó dos grandes interrogantes: 1.- Cuáles deberían ser los criterios para evaluar si somos una Universidad Inclusiva. 2.- Como profesionales cuáles serían los criterios a tener en cuenta para tener una buena práctica inclusiva. Cuestionamientos que generaron debates grupales frente al desarrollo de los procesos inclusivos 

en la institución, arrojando propuestas interesantes, donde se identificó la necesidad de incluir en las políticas del Plan de Desarrollo y PEI el Plan de Educación Superior Inclusiva, revisión de la malla curricular con el fin de articular la línea de inclusión en los programas educativos.

Cabe resaltar que otra de las propuestas interesantes que surgieron a partir del conversatorio fue la implementación de programas de capacitación contínua a docentes de los diferentes programas de la universidad con respecto a procesos inclusivos educativos y sociales.

Haciendo referencia a los criterios que se deben tener en cuenta para una buena práctica inclusiva, se hizo énfasis en la importancia de un proceso de sensibilización y concientización social, que permita el reconocimiento y la aceptación de las diferencias, se habló de la implementación de una pedagogía alternativa al alcance de todos que permitiera realizar procesos inclusivos desde las aulas para luego proyectarlos al entorno social. 

Podemos concluir del conversatorio que el principal obstáculo para la inclusión es el desconocimiento,  en este sentido  la inclusión educativa se convierte en una estrategia para la inclusión social, que nos permite conocer, identificar y descubrir que tenemos muchas posibilidades para desarrollar nuestro potencial humano y desde la academia podemos ser artífices de maravillosos procesos sociales que contribuyan a la transformación de una sociedad cada vez más justa, equitativa , descubriendo que la inclusión es una oportunidad para aceptar la diversidad.

Coordinación Proyección Social

Centro Regional Bucaramanga.