Saltar al contenido
Pastoral

Destacados

Atrás

San Juan Eudes y su modelo de evangelización

San Juan Eudes, sacerdote y misionero en la Francia del siglo XVII, fue obrero de la renovación de la Iglesia y artesano de misericordia entre los excluidos de la sociedad. La Iglesia reconoce en él un testigo del Evangelio y una existencia santa (Crepy, 2018, p. 9).[1]

A partir de la herencia de nuestro fundador, los eudistas entendemos la evangelización como un proceso que permite comprender la dinámica propia de la fe, y de la persona que la acepta, dinámica de crecimiento, por etapas. Al comprender la evangelización como un proceso (DGC 49) hemos recuperado la lógica de la acción de Dios, su manera de hacerse presente y de actuar en medio de nosotros.

Por eso, los escenarios de evangelización animados por los eudistas reflejan el rostro de una Iglesia misericordiosa que se preocupa, con el Evangelio en el corazón y en las manos, querer antes de todo curar heridas, acoger a quien está desorientado, y caminar con las personas en sus diferentes circunstancias de la vida.

En fidelidad al mandato del Señor, que se condensa maravillosamente en Mateo 28, 19, los eudistas somos conscientes que una evangelización con espíritu es muy diferente de un conjunto de tareas vividas como una obligación pesada que simplemente se tolera, o se sobrelleva como algo que contradice las propias inclinaciones y deseos. Por experiencia propia sabemos que “ninguna motivación será suficiente si no arde en los corazones el fuego del Espíritu” (Francisco, 2013, EG 261).

A partir de la epistemología de san Juan Eudes, reconocemos que la pastoral universitaria está atenta a las mociones del Espíritu Santo, a sus dones y carismas, a fin de apoyarlos, estimularlos y promoverlos, y poder ofrecer una evangelización viva y renovada, fraterna, entusiasta, alegre, dinámica: en sus programas de formación, comunidad, misión y evangelización, suscitando en todos la cultura espiritual y misional.

Por eso, nuestro servicio a la Iglesia, a ejemplo de san Juan Eudes, los eudistas con los asociados, amigos y colaboradores comprenden que su presencia entre los laicos no se limita al acompañamiento. Les brinda su apoyo en su apostolado y los invita a compartir la misión y a vivir plenamente la dimensión de su bautismo en el servicio de la evangelización y de los más pobres (Crepy, 2018, p. 46), que es uno de los fundamentos constitutivos de UNIMINUTO.

Al respecto son iluminadoras las palabras del Papa Francisco: “En virtud del Bautismo recibido, cada miembro del Pueblo de Dios se ha convertido en discípulo misionero (cf. Mt 28,19). Cada uno de los bautizados, cualquiera que sea su función en la Iglesia y el grado de ilustración de su fe, es un agente evangelizador, y sería inadecuado pensar en un esquema de evangelización llevado adelante por actores calificados donde el resto del pueblo fiel sea sólo receptivo de sus acciones. La nueva evangelización debe implicar un nuevo protagonismo de cada uno de los bautizados” (Francisco, 2013, EG 120).

 

P. Gonzalo Gómez, CJM

Director Pastoral

Rectoría Bogotá – Sede Principal

 


[1] Recomiendo leer a LUC CREPY. San Juan Eudes, obrero de la nueva evangelización en el siglo XVII. Centro Carismático Minuto de Dios. Bogotá: 2018.

 


Eventos

Actualidad Pastoral

Cultura Espiritual y Misional

El poder del altísimo es más grande que todo
El ser humano como la creatura perfecta que ha salido de las manos de Dios

Infografía

Contacto

 

 

 

Atajos