Saltar al contenido
Pastoral

Destacados

Eventos

Actualidad Pastoral

Atrás

Pascua 2020: Celebrar y Vivir en El Espíritu Renovador

14 de Julio de 2020

Un llamado de Cristo Resucitado

Durante los días 24 de abril, 15 y 29 mayo de mayo de 2020 los colaboradores de Pastoral UNIMINUTO - Rectoría Cundinamarca compartieron mediante un encuentro programado para las 7:30 p.m. de cada una de las fechas mencionadas la fraternidad en el compartir con quienes se conectaban a la transmisión (Integrantes de la comunidad universitaria e invitados especiales) las experiencias y los saberes que brotan del caminar discipular de Jesús Resucitado con cada persona que hace parte de la vida de cada ser humano.

Los encuentros consistieron en espacios de reflexión y alabanza en torno a la importancia de la gratitud por las bendiciones que muchas veces son normalizadas y no son valoradas muchas veces por quienes las tienen ¿Eres consciente de la importancia de la respiración? Necesitas inexorablemente del aire para respirar y vivir. Pero el aire es tan discreto y anónimo que solo percibimos su necesidad cuando nos falta. En la vida corriente, el ser humano tiende a respirar sin darse cuenta. El aire es discreto e indispensable a la vez.

En el cierre de los encuentros, el desarrollo de la actividad giro en torno a la visión del Espíritu Santo, como aquel que es enviado por Jesús Resucitado, es el primero entonces el aire que pasa habitualmente desapercibido, pero es clave para respirar.  En la vida de fe: “si nos falta el Espíritu, no hay vida con Dios: no podemos creer. Y, sin embargo, cuando creemos, la discreción divina del Espíritu nos impide percibir que es gracias a Él. Cuando creemos como cuando respiramos”. Según relatos bíblicos el Resucitado lo visualiza exhalando su aliento sobre los discípulos, al mismo tiempo que les dice: “Reciban el Espíritu Santo”.

Con la celebración de la fiesta de pentecostés (Aquella que da cierre al tiempo se pascua) y que invita al cristiano a realizar el memorial de la llegada del Espíritu Santo sobre la Virgen María y los apóstoles, durante el último encuentro los colaboradores de pastoral invitaron a los participantes a tener la convicción de que hoy estamos llamados a continuar celebrando más que una fiesta histórica, la conmemoración que se hace vida en una alianza nueva en nuestro interior porque a pesar de la contingencia actual, los integrantes de UNIMINUTO formamos una comunidad que día a día está llamada a encarnar a Cristo Vivo y Resucitado en sus actos.

Bien lo dice dice F. Javier Sáez de Maturana, “sin el Espíritu, lo engendrado en la carne de la mujer galilea, es sin más hijo de María. Con el Espíritu de Dios, el hijo de María es, además, Hijo de Dios”. Eso quiere decir que “sin el Espíritu no hay posible encarnación de Dios en la carne. Sin el Espíritu, la carne será solo carne, y de ahí, una vida vacía y sin sentido. Sin la unción y el soplo del Espíritu, nuestra soledad será aburrimiento, nuestra actividad manos agitadas y corazón inquieto, y nuestras obras, por brillantes que sean, no dejarán huella en la vida de los hombres, serán mera transmisión de datos que dejan el alma vacía”. Necesitamos del Espíritu para tener una vida llena. Su “presión amorosa” de atracción más no obligación la sienten los creyentes y también muchos hombres y mujeres de buena voluntad que se ven impulsados a hacer él.

Para concluir, permitir encarnar a Cristo Resucitado en cada uno de nosotros, es dejar que Él transforme, dejar que el sane todas las fisuras que existen en el corazón por los dolores propios de la historia de vida, por las carencias, lo anterior con el fin de dar a la vida un nuevo sentido, construir un nuevo proyecto de vida en Dios. Este tiempo de Pascua 2020 ha sido diferente, no porque estemos en casa, sino porque estamos más unidos, es el espíritu de Dios quien genera en nosotros la empatía por el otro, el llamado es a que no caigas en buscar cumplir labor solamente dando testimonio para ti mismo. Todos estamos llamados, al igual que el Siervo de Dios, el P. Rafael García – Herreros, a dar Gloria a Dios por todos los que hacemos parte de esta comunidad y aquellos que como nosotros, se unen a dar a conocer a un Jesús vivo y resucitado con la misión que Él les ha encomendado en la tierra.

 

Sonia Esperanza Velandia Heredia
Coordinadora de Pastoral
UNIMINUTO Cundinamarca – Centro Regional Madrid

 


Cultura Espiritual y Misional

Pidámosle a Dios que nos regale la gracia de tener un corazón limpio
Ser agentes de transformación

Infografía

Contacto

 

 

 

Atajos