Saltar al contenido
Pastoral

Destacados

Eventos

Actualidad Pastoral

Atrás

Así se realizó la primera sesión formativa de Juventud Misionera Eudista

Partiendo de la experiencia teórica y reflexiva de San Juan Eudes, los misioneros de Juventud Misionera Eudista han iniciado los ciclos de formación suministrados por la Vicerrectoría General de Pastoral durante el tiempo de confinamiento. Estos espacios formativos tienen como objetivo formar a los misioneros en la espiritualidad eudista como principio fundamental para las acciones misioneras y el crecimiento personal de los participantes.

La primera sesión se llamó “Vocación a la Vida” y como su nombre lo indica, pretendía sensibilizar a los misioneros mediante la reflexión del proyecto de vida personal, acerca de leer la vida en clave del amor de Dios como una oportunidad para servir a la sociedad. Dentro de ella se trató las temáticas de Infancia, donde los misioneros escribieron una carta de gratitud a Dios por todas aquellas personas que estuvieron en esta etapa guiándolos en el crecimiento de vida cristiana, seguido a ello se desarrolló el tema de bautizo donde las familias de cada integrante fueron invitadas al encuentro e iban relatando cómo fue esa celebración y el significado que tuvo para ellos. El tercer tema titulado “proyecto de vida”, se propusieron una serie de preguntas que hicieron reflexionar a los misioneros sobre su capacidad de servicio y sobre aquellas personas que han sido de inspiración para su vida espiritual. Finalmente, para cerrar esta primera sesión se realizó una charla testimonial con un taller específico que permitió sensibilizar a los participantes sobre su vocación y la importancia de trabajar en ella para dar sentido y propósito a sus vidas.

Lo interesante de estas formaciones es que cada temática le fue asignada a un misionero con el fin de que sea él quien investigue, profundice y prepare la formación, fomentando así no sólo el conocimiento teórico de la espiritualidad eudista, sino el liderazgo y creatividad como característica fundamental para ser misionero. Esta dinámica ha sido relevante para los participantes ya que manifiestan sentir su crecimiento formativo en su ejercicio de facilitadores de los encuentros y también una oportunidad para volver acción cada una de las reflexiones planteadas desde la vida y espiritualidad de San Juan Eudes.

Las sesiones se continuarán realizando durante las próximas semanas siguiendo el plan formativo para Juventud Misionera Eudista.


Cultura Espiritual y Misional

La confianza nos exige el sentido de esperanza
Que nadie se quede sin servir

Infografía

Contacto

 

 

 

Atajos