Destacados

Novedades

La Misión como sentido de pertenencia: Cristianizar a Colombia

¿Viviremos perpetuamente con guerrillas, con secuestros, con infidelidades, con grandes diferencias sociales? ¿No será posible que un grande impulso del Espíritu Santo nos penetre y nos cambie a todos, por una fuerza, mezcla de temor y de amor, que lo penetre todo?

¿Estaremos perpetuamente mirando hacia la esperanza, sin que llegue la realidad? ¿Moriremos todos con la pesadumbre de ver un mundo desordenado, un mundo sin fe, un mundo sin poseer el ideal trazado por Cristo, el ideal mandado por Cristo?

¿Usted y yo estaremos perpetuamente sometidos a la monotonía del pecado, a la tristeza del pecado? ¿No aparecerá por ninguna parte el jardín anhelado, lleno de las rosas del bien, de la santidad, de la restauración?

¿Todo lo que yo les propongo será iluso? ¿No se dejará sentir la voz de Dios, creadora y renovadora? ¿Por todos los pueblos, por todos los hogares, por todos los caminos?

¿Tendremos que estar sometidos para siempre a la mediocridad del desamor? ¿A la mediocridad de la injusticia? ¿A la mediocridad de la imperfección? ¿Será éste el destino del hombre y el destino del mundo? ¿Tendremos que resignarnos a los dictados del desamor, a los dictados del egoísmo, y nunca podremos salir de ahí?

Piense usted en esto, amigo; piense usted en esto, y pongámonos humildemente al esfuerzo bello e imposible de construir, al fin, la ciudad de Dios en el mundo. 

García-Herreros, R. (2012). Cristianizar a Colombia. Colombia para Cristo, Bogotá, D.C., Colombia. Editorial Corporación Centro Carismático Minuto de Dios. (p. 250-251).