Virtudes Cristianas: La humildad San Juan Eudes

Si tienes el verdadero propósito de vivir santamente, una de tus principales preocupaciones será afianzarte muy conscientemente en la humildad cristiana. No hay virtud más necesaria e importante. Es la que con mayor encarecimiento nos recomienda nuestro Señor con aquellas palabras que debemos repasar a menudo con amor y respeto: Aprende de mí que soy manso y humilde de corazón y encontrarás tu descanso (Mt. 11, 29).

San Juan Eudes. (Libro Vida y Reino de Jesús en Las Almas Cristianas, Pág. 61)


Un minuto con el fundador

"Ser empleado del Minuto de Dios es un compromiso íntimo, de honradez, de eficacia, de desinterés.
 

Ser empleado del Minuto de Dios es una vocación, no se está trabajando para ninguna empresa lucrativa, no se está trabajando para enriquecer a un hombre. Se está trabajando para equilibrar una sociedad, para hacerla más justa y más cristiana.
 

Ser empleado del Minuto de Dios es estimulante, es gozoso, porque se tiene una finalidad clara y bella en la vida, porque nuestro trabajo, en cualquiera de las dependencias se proyecta hacia mejorar el mundo, hacia el servicio al hombre.
 

No estamos trabajando simplemente por el jornal, estamos trabajando por el hombre, para mejorarlo, para ayudarlo".
 

P. Rafael  García-Herreros, cjm
"El Segundo", No. 2. Bogotá, noviembre 6 de 1974

Esta sección del Campus de Colaboradores busca lograr que los colaboradores de UNIMINUTO manifiesten mayor identidad con la Institución, a través del conocimiento y amor provocado hacia la misma a partir de la enseñanza que deja la espiritualidad García-Herreriana.  Por lo tanto, aquí publicaremos permanentemente contenidos que nos recuerden esta identidad.