Atrás

El tesoro inútil

Muchas veces pienso con tristeza en las inmensas zonas de mi alma, inexploradas e infecundas. Quizá a ti te pasa lo mismo. Nuestra capacidad de amar a Dios es una potencia atrofiada, sin ejercicio, como un bosque estéril e improductivo. En ciertos momentos, nos damos cuenta de que en el campo espiritual tenemos recursos indefinidos. Nuestra capacidad para la entrega a Dios es nuestra riqueza, nuestro tesoro. Quizá el único que tenemos. Un tesoro inútil, sin remordimientos, porque lo usamos, porque lo dejamos intacto.

Junto con el amor a Dios, está otra zona en nosotros. Quizá la misma. La zona del amor al prójimo, también inexplotada, que se hace cada día más árida. Yo hubiera podido amar más, mucho más. Yo pudiera amar mucho más, entregarme más. ¿Estas mismas palabras no te las repites tú mismo algunas veces?

García Herreros, R. (2013) Vivir, pensar, creer y morir. El tesoro inútil (399-400) Bogotá, D.C., Colombia: Editorial Corporación Centro Carismático Minuto de Dios.

 

Te amo Señor – Majo y Dan

Esta es la oportunidad para poderle expresar a Dios el amor que tiene por él. De explorar esa zona del alma y amar profundamente a Dios y desde ahí amar a los demás. Lo amamos a él porque él nos ha amado primero.

 

Vivir en el amor de Dios - P. Linero

No te dejes atrapar de las mentiras que el mal pone en tu vida, sé uno capaz de vivir en Dios, capaz de vivir en el amor de Dios, capaz de hacer lo que Dios quiere, para que entonces al hacer la voluntad de Dios puedas disfrutar de las bendiciones y de todo lo bueno que tiene para ti, confía en él.