Destacados

Atrás

ASCUN resaltó nuestra experiencia de emprendimiento

 

De la U a la E, Tomo II, Experiencias del emprendimiento universitario en Colombia, una de las más recientes publicaciones  de la Asociación Colombiana de Universidades-ASCUN, resaltó la labor de emprendimiento que se está gestando desde nuestra Institución, a través de los Centros Progresa EPE, Emprendimiento, Práctica Profesional y Empleo.

 

El título realizó una recopilación de 8 experiencias de emprendimiento en las instituciones de educación superior, destacando las memorias de nuestro graduado y colaborador, Xavier Andrés Molinares, quien participó en el Global Entrepreneurship Summit 2016, en los Estados Unidos. 

 

 

Asimismo, presenta la entrevista realizada a nuestra Subdirectora General de Centros Progresa EPE, Gina Santana, quien contó detalles sobre el emprendimiento de la Institución, su impacto, cómo se ha consolidado en el Sistema Universitario y su extenso aporte a distintas áreas como por ejemplo a la investigación.

 

Conoce a continuación la entrevista publicada en el libro De la U a la E, Tomo II, Experiencias del emprendimiento universitario en Colombia:

 

Gina Santana, Subdirectora General de Centros Progresa EPE.

 

¿Cuál es el concepto de emprendimiento en la universidad?

El Sistema Universitario UNIMINUTO inspirado en el Evangelio, el pensamiento social de la iglesia y la espiritualidad eudista, manifiesta en Proyecto Educativo Institucional su concepción sobre el Desarrollo Humano Integral como “la promoción de todos los hombres y de todo el hombre y el paso, para cada uno y para todos de condiciones de vida menos humanas, a condiciones más humanas. (Pablo VI, Encíclica Populorum Progressio, 1967, N° 14 Y 20). Verse libres de la miseria, hallar con mayor seguridad la propia subsistencia, la salud, una estable ocupación” (Corporación Universitaria Minuto de Dios, 2014).

 

El emprendimiento es uno de los factores que favorece el trascender y el desarrollo del hombre. Formar emprendedores en UNIMINUTO, es una apuesta educativa de gran importancia, definida como la posibilidad de aportar al desarrollo del estudiante, fortaleciendo las competencias del perfil profesional en aspectos que potencian su forma de pensar y de accionar. En la visión institucional, el emprendimiento hace parte de un ser que ha sido permeado en sus estructuras humanas para su propio bien y el de la sociedad, que se diferencia por su actitud, sus capacidades para transformar su propia realidad y la de otros y cuya evolución se hace palpable en cada logro. Esto se desprende del pensamiento del padre Rafael García Herreros, su gestor. En documentos de hace 25 años él ya comenzaba a hablar del término de emprendimiento, lo que se convirtió en un ejemplo y en un sendero a seguir. El padre pensó siempre que la institución debía ser una universidad emprendedora, con la posibilidad de ayudar a la formación, pero también de enrutar hacia mejores oportunidades de empleo y de generación de ingresos.

 

UNIMINUTO promulgó en el 2014, los lineamientos generales de la Proyección Social, el cual plantea las estrategias orientadas a la generación de oportunidades para estudiantes y graduados y comunidades, a partir de la empleabilidad y el emprendimiento y en ambientes propicios para fomentar intencionalmente la cultura emprendedora y dinamizar a través del Componente Minuto de Dios, ofertando un curso transversal en emprendimiento para todos los programas cuyo objetivo sea el potenciar ideas emprendedoras, al igual que facilitar la identificación y vinculación de estudiantes y graduados con oportunidades en el medio ya sea en los ámbitos sociales y académicos y como resultantes hacia la empleabilidad o la creación de empresas.

 

Bajo esta perspectiva, UNIMINUTO reconoce la importancia y la pertinencia dentro del modelo educativo de formar en emprendimiento como parte de la esencia de la Institución, de este modo, el emprendimiento fue planteado como una competencia transversal cuya epistemología surge desde los conceptos del Desarrollo humano adaptados para Uniminuto desde el Pensamiento Social de la Iglesia, los conceptos de la UNESCO y los índices de desarrollo de las Naciones Unidas.

 

La pertinencia social del área de formación en emprendimiento, se define desde la esencia misma de la Institución y los propósitos superiores fijados. Formar emprendedores como una promesa coherente frente a los nuevos tiempos y como un camino útil para la proyección productiva de los estudiantes hacia la empleabilidad y la creación de empresa.

 

En concordancia, el área de formación en emprendimiento encuentra el conducto para alcanzar el objetivo a través de la docencia y su influencia en el aula, la generación de nuevos conocimientos, una nueva cultura que avanza hacia el progreso, cuyo impacto sea transformaciones a partir de procesos socioeducativos surgidos a partir del Componente Minuto de Dios y/o en relación a este.

 

¿Cómo nace el emprendimiento en UNIMINUTO?

El Padre Rafael García Herreros, con su visión de largo plazo, pensó en ayudar a dar solución a los problemas de las comunidades, desde las necesidades que identificó en vivienda, educación y salud. Empezó con un terreno y visualizó el barrio, el colegio, la universidad, y como emprendedor buscó los recursos para empezar su sueño. Este sueño no quedó solo en la infraestructura, se amplió el modelo de educación. El modelo tiene un enfoque que busca el desarrollo humano y la responsabilidad social, y que se permea en todas las funciones sustantivas de la institución educativa.

 

En este escenario, el emprendimiento inició como un componente electivo, pero rápidamente se vuelve obligatorio y transversal para todos los estudiantes.

 

El ejemplo del padre García Herreros es el que ha guiado el proceso desde el principio. En la mega del plan estratégico 2013-2019, se encuentra la proyección hacia la formación emprendedora: “En el 2019 UNIMINUTO es reconocida, a nivel nacional e internacional, como una institución de educación conocida, a nivel nacional e internacional, como una institución de educación superior que desde su modelo educativo inspirado en el Humanismo Cristiano, forma personas íntegras que, como profesionales competentes y emprendedores, abiertos a la búsqueda de Dios y al servicio del hombre, contribuyan al desarrollo de sus comunidades y de una sociedad equitativa”[1]

 

Esta visión se despliega en los retos estratégicos de la institución y se cristaliza en el ecosistema de innovación y emprendimiento, cuyas acciones se despliegan en todo el sistema y articulan a la Universidad con la educación media y con la educación a distancia, es decir que el emprendimiento social e innovador hace parte de la medula del modelo educativo y no se trata de un apéndice de los proyectos curriculares, realmente es transversal y se le da importancia conforme la visión de la Institución. La gran fortaleza que tiene el proceso de emprendimiento en Uniminuto es que se concibe desde la política institucional y dentro de su modelo pedagógico, formar emprendedores es un propósito superior, concebido por UNIMINUTO para proveer a los estudiantes y graduados una competencia diferenciadora que facilite la consecución de sus proyectos de vida y que los haga destacarse por sus formas de pensar y de actuar sobre la humanidad en general, lograr emprendedores con un alto sentido humano, una visión global enriquecida y la intención de enrumbar a Colombia por los caminos de las justicia, la equidad y el progreso, en definitiva, ciudadanos capaces de lograr el mejor destino posible para la sociedad actual y futura.

 

¿Qué actividades se sensibilización al emprendimiento desarrollan?

 

La sensibilización se realiza a todos los niveles de la institución; para los Profesores, se inicia el proceso de inducción donde se realiza un taller específico en temas de emprendimiento. Para todos los colaboradores, se creó la Cátedra Minuto de Dios, que está enfocada en dar a conocer el modelo educativo y la entidad misional, se imparte, de forma obligatoria, en el momento de comenzar el contrato de trabajo.

 

Para los estudiantes y graduados de la institución, se realizan diferentes actividades tales como los Startup, talleres de ideación, la semana global del emprendimiento, concursos, campamentos, e incluso la serie Web de “Rebusque S.A.S”, entre otras.

 

Cuentan, además, con un programa de radio que difunde información relacionada con el tema. De otra parte, la inversión en infraestructura y recursos es evidente, desde el 2014 se puso en marcha la creación de los Centros Progresa (EPE), Emprendimiento, Prácticas Profesionales y Empleo, de los cuales hoy existen 12 Centros en el país, conformando así el Sistema Nacional de Emprendimiento, Prácticas y Empleo. Se trata de centros con inversión en infraestructura, personas y con una oferta amplia de servicios que para emprendimiento son entregados por la Unidad Académica y la Unidad Técnica.

 

¿Qué procesos de formación se realizan en torno al emprendimiento?

 

La política de fomento se hace realidad a través de una ruta de formación, donde el estudiante va fortaleciendo su conocimiento relacionado con el emprendimiento. La ruta facilita la formación del emprendedor hacia la creación de empresas y del intraemprendedor hacia la empleabilidad. La competencia emprendedora se logra afianzar en el perfil del estudiante en diferentes momentos de su formación, por tanto, el emprendimiento trasciende la segmentación curricular y su praxis va sucediendo dese el inicio hasta el final del proceso educativo de un estudiante. La ruta de formación plantea cinco dimensiones del emprendedor en el que la institución desarrolla la oferta de cursos tales como: emprendedor con capacidad personal, capacidad de autogestión, capacidad para identificar y validar, capacidad para transformar y capacidad para consolidar sus proyectos. Las dimensiones de conectan cada una de ellas en el ser, el saber y el hacer, es esta manera en la que se va desarrollando la oferta educativa. El sistema Uniminuto, cuenta aproximadamente con 15 electivas directamente enfocadas a la temática. Y adicionalmente, dentro de los planes de estudio se identifican asignaturas que complementan la formación al interior del aula. Por semestre, esta formación llega aproximadamente a 11.000 estudiantes.

 

Todos los programas deben desarrollar el direccionamiento hacia el emprendimiento y se observa en los currículos, que inician por la sensibilización hacia el perfil emprendedor y la práctica social, profesional y en las opciones de grado. A través de estas actividades y sus resultados puede evidenciarse el avance del perfil de los emprendedores, tanto en su acoplamiento en sus campos de práctica, así como en las soluciones que proponen.

 

 

 

Por ejemplo, en Ciudad Bolívar, tenemos una asociación que se llama Jesús y María, donde hay una comunidad que cuida niños. Y tienen la ventaja de tener una construcción, y en el techo de la construcción los estudiantes identificaron la posibilidad de crear huertas, favorecer la nutrición de los niños a partir de sembrar y aprovechar los recursos con los que cuentan.

 

Y en la práctica profesional se propende porque esta sea la ruta de experiencia hacia el primer empleo, allí se puede identificar que tanto se acopla el perfil profesional, pero también si el estudiante es creativo, innovador, si realmente soluciona los problemas, si trabaja solo o en equipo. De esta práctica es importante el indicador de continuidad laboral, es decir, que después de finalizada la práctica, el 32% queda vinculado en la organización, lo cual se considera un indicador exitoso para la institución.

 

El Centro Progresa cuenta con 2.900 empresas en promedio, aliadas, que entregan información de desempeño de los practicantes en su parte técnica y en su conocimiento, a la vez, sobre su comportamiento, actitud y competencias emprendedoras.

 

Los campos de práctica saben que nuestro interés es formar mejores seres humanos, y comprenden que los conocimientos, cualidades y habilidades transversales son saberes que nos permiten medir la pertinencia de nuestro modelo educativo.

 

Adicionalmente existe una práctica enfocada al emprendimiento, donde no todos los estudiantes participan. Allí tienen que presentar un proyecto con rigurosidad que debe ser evaluado inicialmente. Si se acepta, se comienza el desarrollo del proyecto, y esto se enlaza con cada facultad, que ofrece su apoyo al estudiante con un profesor de la disciplina y un profesor de emprendimiento.

 

También se busca validar el perfil emprendedor hacia la empleabilidad, este indicador refleja que el 87% de los estudiantes tienen empleo al momento de graduarse, y el restante, está buscando opciones, o de empleo, o de emprendimiento o, para continuar su educación en especializaciones o maestrías.

 

Hoy, nuestra bolsa de empleo es la número uno en tasa de colocación de las 109 bolsas de empleo que existen en el país.

 

La institución creó el Centro Progresa EPE (Emprendimiento, Prácticas y Empleo) que es una unidad de gestión académica y administrativa que aporta a la proyección social. La finalidad del Centro es brindar servicios de extensión y abrir las oportunidades para la consolidación del proyecto de vida de estudiantes y graduados, a través de la educación, oportunidades en emprendimiento (proyección y generación de ingresos y empleo), empleabilidad (a través de una ruta de inserción laboral) y práctica profesional (como experiencia del primer empleo).

 

El área de emprendimiento es un área de formación que depende del Centro Progresa EPE, con fundamentación, objetivos de área, recursos, presupuesto y estructura. Tiene docentes vinculados exclusivamente para impartir la temática, lo que permite que se dediquen a la docencia, a la investigación y a “entregar mediaciones pedagógicas, inteligentes, que puedan cocrear ellos mismos”. A nivel nacional UNIMINUTO cuenta con 350 profesores en emprendimiento, y 23 de ellos en Bogotá, divididos en las funciones de docencia, investigación y proyección social, todas en la misma línea del emprendimiento, brindando servicios a todas las facultades, a sus estudiantes y a los graduados de la institución.

 

¿Qué apoyo se presta a los emprendedores dentro de la institución?

 

Existen cuatro servicios, el primero es la formación y desarrollo de la competencia emprendedora, que contiene la oferta de cursos transversales y electivos. El segundo es la asistencia técnica cuya función es facilitar la validación de ideas empresariales y orientar hacia la creación de empresas. El tercer servicio es la financiación, para la cual se facilita a los emprendedores la información sobre las diferentes fuentes, convocatorias y acceso al crédito de fomento que administra nuestra Cooperativa. El cuarto servicio se trata de la puesta en marcha y se refiere a todo el acompañamiento de implementación y apertura de las nuevas empresas.

 

El Centro Progresa también permite tener un observatorio con datos del comportamiento de todas las facultades, de manera que se pueden conocer tendencias en cuanto a notas, perfil de los emprendedores y tipos de proyectos: sociales, relacionados con el agro, de base tecnológica, o de industrias culturales y creativa como la música o el teatro. Allí se realiza asistencia técnica en emprendimiento para estudiantes y egresados y se brindan servicios relacionados a eventos, a redes de conocimiento y networking.

 

Posteriormente se puede hacer incubación en el parque científico de innovación social, para luego hacer procesos de innovación dentro de la incubadora de empresas denominada Miwork que es de la Corporación Industrial Minuto de Dios. Además, pueden recurrir a la Cooperativa Uniminuto en busca de recursos. Es decir, se busca apoyar a los emprendedores a través de todas las entidades que compone su ecosistema.

 

¿Cómo se relaciona el emprendimiento con la investigación en la universidad?

 

UNIMINUTO cuenta con un ecosistema amplio que incluye un parque científico de innovación social (PCIS) y cada sede tiene una dirección de investigación.

 

Es un matrimonio entre el parque y la dirección de investigación.

 

El parque tiene impacto nacional, con nodos en diferentes regiones de los 25 departamentos donde está la universidad.

 

Como unidad cerebro del PCIS está el Observatorio de Innovación Social que desarrolla las acciones clave de observar, apropiar y transferir; ejecuta procesos de análisis cualitativo y cuantitativo de problemáticas sociales y conecta los diversos actores que, en el territorio, cuentan con la capacidad de aportar en la solución de las mismas.[2]

 

Adicionalmente, en cada facultad también hay un grupo de investigación y se articulan las propuestas de manera que se pueda potenciar lo que va a hacer ese grupo.

 

La Corporación utiliza varias fórmulas para articular la empresa y la investigación: tanto empresas que patrocinan a los estudiantes en su proyecto, como la participación en convocatorias SENA – COLCIENCIAS cuyos campos de la investigación son las empresas.

 

Somos una entidad que investiga, tiene estos grupos y tiene dentro de estos, semilleros jóvenes; por lo tanto, vamos a financiar 100, 80, 200 cupos. Con esto nos devuelven los recursos. Son fórmulas que utilizamos también para fomentar el que exista investigación y se propagan finalmente soluciones.

 

De otra parte, a través del Centro Progresa, que tiene 3,125 aliados empresarios con empresas de todo tipo y con necesidades de investigación, se hace el enlace con los estudiantes y docentes de la institución. Progresa hace investigación en las temáticas internas de emprendimiento, observación del emprendimiento y facilita las oportunidades a los programas para la generación de proyectos conjuntos de investigación con organizaciones aliadas.

 

Actualmente y recién inaugurada en Medellín, Uniminuto ha establecido una incubadora y aceleradora, llamada Miwork, que se instala como centro de asesoramiento a los emprendedores, donde se ofrecen diferentes fases del proceso de emprendimiento, desde el Startup Mentoring pasando por la Incubation Mentoring y terminando con la fase de Acceleration Mentoring. El objetivo de Miwork es apoyar, a través de un laboratorio, a los emprendedores que tienen una idea para que la puedan llevar a la realidad o por lo menos tengan mayores probabilidades de éxito en esa labor que se proponen, el enfoque es proyectos de base tecnológica. [3]

 

 

¿Qué tipo de indicadores muestran el impacto de la labor de UNIMINUTO?

 

Semestralmente hay 5,500 estudiantes en formación en emprendimiento, así como 4,000 que ingresan a la práctica profesional o social.

 

Como indicadores del proceso de identifica que en la sede de Bogotá existen 45 emprendimientos en marcha, 86 proyectos en incubación, en el parque científico hay 55 proyectos en marcha, todos encaminados al agro. Estos proyectos están generando 1.800 millones de pesos en ventas.

 

¿Cuáles son los proyectos a futuro?

 

En formación se está proyectando la actualización curricular en emprendimiento, que incluye dos asignaturas obligatorias que complementen el componente transversal, además se está trabajando con la Cooperativa en la oferta de la línea de financiación para el emprendimiento, con condiciones de 6 meses de garantías y una tasa más económica que la del mercado. En este mismo plazo, estamos desarrollando nuevos canales de entrega del servicio virtual y refrescando el método de enseñanza y aprendizaje en las aulas, al igual que las propuestas de capital semilla, con el apoyo de empresarios, al igual que las tiendas colaborativas integradas por emprendedores que inician primera facturación.

 

Además, se tiene proyectada la implementación de kioscos de consulta donde se brindará información relacionada a los temas de emprendimiento. Está en desarrollo la puesta en marcha de otros 6 Centros Progresa, similares al existente en Bogotá, de acuerdo al tamaño de la región.

 

De otra parte, la institución ha identificado la importancia de tener indicadores que permitan medir los procesos y el impacto del sistema, por eso proyecta una solución a mediano plazo a través de la sistematización de todo el proceso. Esto implica poner en marcha en construir el Sistema Nacional de los Centros Progresa, SNEPE, que es Sistema Nacional de Empleo, Emprendimiento y Prácticas Profesionales.

 

 

 

Sobre Gina Lorena Santana Zuleta

Economista, especializada en gerencia, con estudios en maestrías de Innovación, diplomada en Gerencia Corporativa Financiera y en Sistemas de Gestión de Calidad. En la actualidad se desempeña como Subdirectora General de Centros Progresa EPE en la Corporación Universitaria Minuto de Dios. Desde allí, se encarga de diseñar la ruta del emprendimiento desde las áreas académicas, de prestar asesorías y orientación a los emprendimientos, para la asesoría y la puesta en marcha de unidades productivas y empresas, y de fortalecer la oferta de los Centros Progresa EPE para la consolidación de objetivos para la generación de nuevos empleos.

 

Dentro de su amplia experiencia laboral se cuenta haber sido consultora líder para la Organización Internacional del Trabajo; Directora Nacional de Emprendimiento, Empresarismo y Fondo Emprender del SENA y asesora de la Dirección de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa en el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Directora de la Fundación Coomeva.

 

 

 

[1] Resumen Ejecutivo plan de desarrollo Uniminuto 2013-2019. Disponible en: http://www.uniminuto.edu/documents/941377/1441551/resumen_ejecutivo_completo_umd.pdf/d9ace7ea-dbf1-4e82-a2a3-5268814d09b5

[2] http://www.uniminuto.edu/web/pcis/observatorio-is1

[3] Revista Negocios. Disponible en: http://www.mdc.org.co/single-post/2016/04/05/MiWork-sobresaliente-incubadora-y-aceleradora-para-emprendedores


Videos

Nuestras 47 novedades editoriales marcaron un hito en esta Filbo 2019
La Seguridad Vial es asunto de todos