Historia

 

En cumplimiento de sus funciones estatutarias, el Consejo Superior de UNIMINUTO, mediante el Acuerdo 069 del 20 de abril de 1999, creó la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales (FCHS). De esta manera, estableció su ámbito de acción, su estructura básica y sus propósitos. Asimismo, le atribuyó un papel fundamental en la reflexión y la acción en los campos principales de la contribución de UNIMINUTO a la sociedad: el desarrollo humano y el desarrollo social. Este Acuerdo es la semilla del proyecto que actualmente la Facultad está llevando a cabo.

De manera complementaria, el funcionamiento y organización de la Facultad y los mecanismos de regulación y toma de decisiones se encuentran en el Reglamento Orgánico de UNIMINUTO, instituido en el Acuerdo 090 del 15 de diciembre de 2008. Este Acuerdo también contiene aspectos como naturaleza de la institución, órganos de gobierno, cargos directivos y estatutos de la institución.

UNIMINUTO, a partir del 27 de febrero de 2009, inició un proceso de reforma con base en el Acuerdo 092 del Consejo de Fundadores, que fue ratificado mediante la resolución 1770 de abril 1 de 2009 del Ministerio de Educación Nacional.

La Facultad de Ciencias Humanas y Sociales está estructurada como un centro de gestión, capaz de desarrollar proyectos, servicios y productos académicos. Para ello, se apoya en procesos administrativos articulados y orientados en torno a una misión y visión comunes y a un proyecto de Facultad, articulado con la sociedad en general y con la comunidad académica institucional, nacional e internacional.

Basada en una ética de la vida, del cuidado y de la solidaridad, la Facultad contribuye desde la formación, la investigación, la proyección social y el bienestar a los procesos de transformación con justicia social, que promuevan la equidad, la no violencia, la diversidad cultural y religiosa, una ciudadanía participativa y el respeto por los derechos humanos y por la naturaleza.