Contenidos relacionados

Atrás

Felicidades a los beneficiados

Reconocimiento por rendimiento académico, dedicación, esfuerzo, mérito y labor social.

Ofrecer educación superior de alta calidad y pertinente con opción preferencial para quienes no tienen oportunidades de acceder a ella, a través de un modelo innovador, integral y flexible es la misión de UNIMINUTO.

En esta oportunidad, se llevó a cabo la  jornada de entrega de Becas a los estudiantes que gracias a sus méritos, son beneficiarios de reconocimientos como la Matrícula de Honor por el rendimiento académico;  la Beca Espíritu UNIMINUTO, la cual se fundamenta en los principios institucionales; además los apoyos de las instituciones aliadas como (mencionar)  que han creído en la misionalidad de la Institución y finalmente, la Beca Socioeconómica, esta última en apoyo social en los Centros Regionales de Pereira y Chinchiná.

Jennifer Díaz Acevedo, es estudiante de Administración de Empresas y fue la feliz ganadora de la beca Espíritu UNIMINUTO, quien  día a día vive los principios institucionales con Espíritu de Servicio y trabajo comunitario en el Municipio de Balboa, Risaralda; su labor se basa en el fortalecimiento del Paisaje Cultural Cafetero en su comunidad; un ejercicio que ha realizado por aproximadamente tres años, con la intención de apoyar a los niños para que desarrollen la identidad cultural que se ha perdido por el relevo generacional actual.

“Yo creo que la Corporación Universitaria Minuto de Dios nos potencia, no solamente en el área académica, sino la parte del ser humano, lo que me ha parecido muy importante y es lo que más me motiva a estudiar aquí. Quiero invitar a mis compañeros a que hagan un poquito más por los demás, porque hay más satisfacción en dar que en recibir, y es eso, justamente, lo que lo que yo quiero brindar y representar con esta beca que estoy obteniendo” Afirmo la becaria

 

Por su parte, en Caldas se reconoció la labor del padre Gabriel Hernando Quintero González y Daniel Alejandro López Betancourt, estudiantes de psicología del Centro Regional Chinchiná, quienes desarrollan un proyecto denominado plan padrino el cual busca fortalecer la formación integral de niños, jóvenes y sus familias, en especial de aquellos que están en un estado de mayor vulnerabilidad. Los estudiantes pasan de una institución educativa a otra, buscando y caracterizando a la población para determinar las vulnerabilidades y brindarles un acompañamiento integral en encuentros extracurriculares, articulando tres categorías ser, saber y hacer.

Como lo mencionan los estudiantes, después de 9 años de experiencia del proyecto, se dieron cuenta que el proyecto carecía de una estructuración académica sólida desde la investigación en ciencias sociales, es en ese punto cuando deciden articular la carrera de psicología con el trabajo social que estaban realizando; se vinculan al semillero DESTEPAZ para así empezar el trabajo investigativo, buscando el empoderamiento de las instituciones, el mejoramiento comunitario y la transformación, todo esto enfocado desde las ciencias sociales.

“Como estudiantes nos sentimos agradecidos por recibir de la Institución, esa identidad social, no sólo académica sino en el área de proyección social que tanto necesitamos hoy en día, porque la academia tiene que estar al servicio de la sociedad y lo social debe servirse de lo académico; entonces con esto, más que satisfacción, hemos encontrado mucha construcción personal y profesional” Afirmaron los estudiantes beneficiados a la Beca Espíritu UNIMINUTO del Centro regional Chinchiná.

Bienestar Institucional a través del área de Promoción Socio Económica desarrolla estrategias de sostenibilidad para las personas de la comunidad educativa, mediante acciones de gestión, autogestión, alianzas, acuerdos de cooperación y estímulos, que aportan a la construcción del proyecto de vida de los estudiantes y colaboradores.

“Esta es la segunda vez que obtengo la beca, es para mí motivo de emoción y orgullo, al demostrar que sí se es capaz de salir adelante por cuenta propia y con el apoyo de UNIMINUTO como garante y promotor del alcance de las metas. Se necesita ser disciplinado, tener mucha perseverancia y constancia para obtener este reconocimiento, que, además, me ha servido de ejemplo para demostrarles a mis hijos qué cuando uno se propone algo, sin importar la edad y los percances, sí se puede lograr.”  Explicó Faizuri Marín, estudiante del último semestre de Contaduría Pública.

Y así como Faizuri Marín, hay muchos estudiantes que gracias a su esfuerzo y dedicación han logrado mantener sus becas por varios semestres, tal como es el caso de Mariana Mendoza, estudiante de Administración en Salud Ocupacional, quien gracias al convenio entre UNIMINUTO y la fundación Belcorp, logró estar becada durante toda su carrera, “es un reto personal porque no es fácil mantener una beca durante 5 años, pero con esfuerzo, dedicación y esmero, es posible. Ahora, por ejemplo, viene un nuevo reto con el área de internacionalización con la que podré viajar a estudiar a Ecuador, siendo la única estudiante de Chinchiná que realizará el curso. Estoy muy contenta y agradecida con toda la ayuda que desde el primer semestre he recibido y sigo recibiendo por parte de los docentes y directivos de UNIMINUTO”.