Atrás

Jornada Ser: Solidaridad, Empatía Y Responsabilidad

Se promovió la sensibilización consciente y crítica ante las situaciones problemáticas tanto de las comunidades, como del país.

La institución establece, a través del modelo educativo, la Responsabilidad Social como un pilar en la formación. Alexandra Ortiz Lotero, estudiante de Psicología del Centro Regional Chinchiná expresa que “La Responsabilidad Social es un compromiso que se adquiere solo por el hecho de vivir en sociedad. Crear acciones solidarias en cada una de las actividades que realizamos nos permite, desde el deber ser, transformar y ayudar a quienes lo necesitan”.

La estudiante sostiene que UNIMINUTO le ha permitido alcanzar varias metas, una es la formación académica que semestre a semestre está construyendo y en la que resalta la calidad humana y profesional de sus docentes, además del acompañamiento que Bienestar Institucional le ha brindado; su sentimiento de gratitud es tan alto que decide ayudar a otros, cómo ella misma lo expresa y devolver con amor, lo que ha recibido.

“Durante ésta cuarentena encontré el espacio y la gente para aportar mi granito de arena, en mi mente suena mucho la frase hoy por ti, mañana por mí.” Afirmo Ortiz. Por ello decidió recoger entre sus amigos, familiares y compañeros un mínimo valor, con lo que logró comprar 80 mini mercados, para una comunidad vulnerable de su municipio Risaralda, ubicado al occidente de Caldas; de ésta manera, con el liderazgo de ella, se logró mitigar, un poco, las necesidades de varias familias que además de recibir alimentos, encontraron una mano amiga y una sonrisa; un gesto de amor desde el corazón, que con hechos les dijo “aquí estamos para ustedes”.

A cambio Alexandra y sus acompañantes recibieron muchos “Dios le pague” y miradas llenas de gratitud.

Este es uno de los ejemplos acerca de cómo las Acciones Socialmente Responsables aportan a la transformación social de nuestras comunidades.

  


Contenidos relacionados