Contenido relacionado

Atrás

El silencio que rompió la pandemia

La investigación se da con el objetivo de aunar esfuerzos para la visibilización  de la situación actual de  las  mujeres desde una perspectiva holística comprendida desde la articulación de la academia y organizaciones sociales.

Surge de la alianza entre el Semillero de investigación “Género, Mujer y Desarrollo” de la Corporación Universitaria Minuto de Dios – UNIMINUTO y la Corporación Casa de la Mujer y la  Familia -Stella Brand,  donde se buscaba presentar un informe que permita entender, comprender y crear nuevos escenarios para la construcción de una sociedad más justa, equitativa y en paz donde obligatoriamente es necesaria una transformación hacia la defensa y la promoción de los derechos de la mujeres; en ese sentido, se proyectó un proceso, cada vez más complejo y más amplio, con que permita la alianza entre actores sociales, políticos y académicos que propenda por la “justicia social” como propone Nancy Fraser (2012).

 

"Investigar siempre será un reto porque implica movilizarse y superar las propias certezas para desentrañar un contexto compuesto de múltiples articulaciones e imbricaciones; nuestro posicionamiento sobre el proceso de indagación está enmarcado en la perspectiva de los feminismos como posicionamiento ético y político, que a su vez permite develar los silencios y las voces que narran hoy nuestra realidad." Explicó el Semillero.

Se realizó un comparativo de la situación de las mujeres a través de datos oficiales, y sentó un posicionamiento crítico al señalar las barreras al acceso a la información e igualmente inconsistencias frente a las fuentes de información.

Ante la contingencia generada por la emergencia sanitaria por el Covid-19 el Estado colombiano ha adoptado una serie de medidas para contener la emergencia sanitaria, sin embargo, el aislamiento social y el confinamiento obligatorio han sido un detonante para visibilizar la crisis multidimensional y que ha agudizado brechas tanto sociales como económicas de la población, evidenciando la precarización laboral y la feminización del empobrecimiento en el país.

Si le llamó la atención este primer abrebocas de la invetigación, puede continuar leyendo aquí.