Noticias y eventos

Atrás

Construcción de paz: avances y retrocesos

Bogotá, 12 de noviembre de 2019

Estudiantes del Programa de Trabajo Social, en el marco de las asignaturas de Trabajo Social de Comunidad y Sistematización de Trabajo Social, realizaron una visita al espacio territorial de capacitación de reincorporación ETCR - Antonio Nariño ubicado en la vereda la Fila, del municipio de Icononzo. 

Allí, los estudiantes fueron receptores del informe comunitario realizado por algunos líderes del ETCR, especialmente sobre la capacidad de organización comunitaria para llevar a cabo emprendimientos sociales como ECOMUN, productivos cerveza La roja, Confecciones de la Montaña, ambientales como Fundación Sumapaz y educativos como el jardín la Montaña Mágica, todo ello con el fin de reincorporarse a la vida civil después de haber dejado las armas, tras la firma del Acuerdo para la Paz entre la extinta Guerrilla de las FARC y el Gobierno Colombianos en septiembre de 2016. 

Cabe resaltar que, estos emprendimientos fueron gestionados con recursos propios de los excombatientes y a la fecha el ETCR solo ha recibido dos proyectos de parte del gobierno, uno dirigido a la ganadería y la dotación de elementos para el restaurante por parte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD. 

Además, se pudo conversar sobre el rearme de algunos excombatientes en otros territorios, sobre esta situación refirieron que son pocos los disidentes frente al número de hombres y mujeres que se acogieron al acuerdo de paz, el 98 % se mantiene en el proceso, este dato fue corroborado a través de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, “13.202 personas fueron acreditadas por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz como exintegrantes de Farc, de las cuales 13.023 están en el proceso de reincorporación, lo que quiere decir que se mantienen en el proceso el 98,6%”. 

Por otro lado, se realizó la minga comunitaria “Sembratón para la Paz”, a la cual los estudiantes llevaron plantas ornamentales y árboles para reforestar como el Cajeto. La siembra se llevó por los estudiantes y excombatientes, con el fin de aportar un grano de arena al cuidado del medio ambiente a través de este tipo de actividades. 

Por último, se puede decir que este tipo de espacios les permite a los trabajadores sociales, en formación, confrontar realidades desde un contexto social y político, y además pueden vislumbrar posibles campos de acción como el post conflicto y la construcción de paz. 

Comunicaciones UNIMINUTO Cundinamarca
Centro Regional Girardot
Programa de Trabajo Social