Atrás

La importancia de la integralidad del conocimiento: Manuel Dávila

 

A raíz de la Cuarentena obligatoria impuesta por el Gobierno nacional para evitar la propagación del Covid-19, la Corporación Universitaria Minuto de Dios ha colocado a disposición, espacios virtuales de aprendizajes para sus estudiantes. A través de la plataforma Meet  se realizó al cuarto conversatorio virtual La investigación: una mirada desde la información, a cargo de  Manuel Dávila, director científico de UNIMINUTO en Bogotá, quien en 55 minutos compartió su vida tanto profesional como personal en cuanto a sus proyectos.

“La sociedad ha cuadriculado las especializaciones por el utilitarismo del ser humano a través de las profesiones”, expresó Manuel Dávila, quien siendo, ingeniero de sistema decidió tomar una especialización en filosofía, demostrando que no encasillarse en la línea de las profesiones, está bien.

Gracias a este nuevo espacio no solo nos enseña sino que nos motiva a seguir capacitándonos en diferentes áreas para la nutrición de nuestra vida profesional como comunicadores sociales, ya que el ser comunicador social tiene una tarea muy importante y es saber y conocer un poco de todo, porque necesitamos estar en todo lo que sea noticia.

“Hoy en día los comunicadores son el alma de muchas cosas y sabemos que la comunicación y la investigación van de la mano, el alma de un investigador nace de lo curioso e interesante, la investigación es innata, no tiene que ser para un premio nobel, cualquier idea que uno tiene, curiosa, rara, pero lo importante es que sea una idea honesta, que busque una solución que pueda aportar a la sociedad”,  fue la respuesta de Manuel cuando Miguel Silvera estudiante de Comunicación Social le preguntó sobre recomendaciones para un buen proyecto de investigación.

Viviendo con la satisfacción de servir Dávila con sus conocimientos como creador de software, ha ayudado gracias a su labor social a muchas personas buscando un impacto positivo en la sociedad, ya que para él, “un proyecto de investigación no sirve de nada si no es útil a la comunidad”.

Conocer este tipo de experiencias de invitados como Dávila nutre y fortalece a nuestra  comunidad universitaria para ser competitivos en una sociedad más exigente.

Katty Lima

Practicante  del programa de Comunicación Social

Centro Regional Barranquilla.

A raíz de la Cuarentena obligatoria impuesta por el Gobierno nacional para evitar la propagación del Covid-19, la Corporación Universitaria Minuto de Dios ha colocado a disposición, espacios virtuales de aprendizajes para sus estudiantes. A través de la plataforma Meet  se realizó al cuarto conversatorio virtual La investigación: una mirada desde la información, a cargo de  Manuel Dávila, director científico de UNIMINUTO en Bogotá, quien en 55 minutos compartió su vida tanto profesional como personal en cuanto a sus proyectos.

“La sociedad ha cuadriculado las especializaciones por el utilitarismo del ser humano a través de las profesiones”, expresó Manuel Dávila, quien siendo, ingeniero de sistema decidió tomar una especialización en filosofía, demostrando que no encasillarse en la línea de las profesiones, está bien.

Gracias a este nuevo espacio no solo nos enseña sino que nos motiva a seguir capacitándonos en diferentes áreas para la nutrición de nuestra vida profesional como comunicadores sociales, ya que el ser comunicador social tiene una tarea muy importante y es saber y conocer un poco de todo, porque necesitamos estar en todo lo que sea noticia.

“Hoy en día los comunicadores son el alma de muchas cosas y sabemos que la comunicación y la investigación van de la mano, el alma de un investigador nace de lo curioso e interesante, la investigación es innata, no tiene que ser para un premio nobel, cualquier idea que uno tiene, curiosa, rara, pero lo importante es que sea una idea honesta, que busque una solución que pueda aportar a la sociedad”,  fue la respuesta de Manuel cuando Miguel Silvera estudiante de Comunicación Social le preguntó sobre recomendaciones para un buen proyecto de investigación.

Viviendo con la satisfacción de servir Dávila con sus conocimientos como creador de software, ha ayudado gracias a su labor social a muchas personas buscando un impacto positivo en la sociedad, ya que para él, “un proyecto de investigación no sirve de nada si no es útil a la comunidad”.

Conocer este tipo de experiencias de invitados como Dávila nutre y fortalece a nuestra  comunidad universitaria para ser competitivos en una sociedad más exigente.

 

Katty Lima

Practicante  del programa de Comunicación Social

Centro Regional Barranquilla.