Atrás

Recordamos a Javier Darío Restrepo un año después de su fallecimiento

“La ética periodística no se enseña, se comparte”, “El periodismo no es un poder, es un servicio”, “El buen periodista ha de ser, ante todo, una buena persona”, son apenas algunas de las reflexiones que nos dejó como legado el periodista Javier Darío Restrepo, quien se desempeñó en el campo del periodismo durante más de 60 años de su vida.

Hoy 6 de octubre, al conmemorarse el primer año de su partida, los periodistas siguen recordando el profesionalismo y la ética que siempre mantuvo este destacado escritor colombiano en su ejercicio periodístico, pilares que no se pueden olvidar y que deben estar presentes en el trabajo de cada comunicador social y periodista del país y el mundo.

Son más de 60 años en los que Javier Darío Restrepo, oriundo de Jericó, Antioquia, nos brindó innumerables enseñanzas sobre lo que significa ser un buen comunicador y la importancia de la ética periodística, logrando además aportar a la construcción de una cultura de paz.

“Usted como periodista no es amo de nada, no es dueño de nada, siempre está al servicio de la sociedad, no al servicio de su medio de comunicación, ni de un partido, ni de una religión, ni de un grupo, usted está al servicio de toda la sociedad. Cuando un periodista entiende eso, que soy un servidor público, puede hacer un periodismo de alta calidad, aunque no disponga de muchas técnicas, ni de mucho dinero. En cambio, el que llega a hacerse famoso, a ponerse al servicio de un partido, de un gobierno, de una religión, no logra hacer más que un periodismo mediocre, que es ese periodismo que es prescindible… Considero que es urgente que en este momento el periodista y el candidato a periodista, entiendan que el periodismo está en una crisis muy grave, que solo se puede resolver con gente resuelta, a jugársela toda por el ejercicio honesto de la profesión”, afirmación expresada por Restrepo en una entrevista realizada por UNIMINUTO Radio, el pasado 7 de febrero del año 2018.

Fue a partir de estas enseñanzas que Javier Darío Restrepo comenzó a dejar huella en cada una de las facetas de su oficio periodístico, como la radio, la televisión, la reportería y sus escritos en libros y ensayos, en los que siempre tuvo presente el principio de la ética resaltando que “toda persona, todo periodista, debe tener un impulso ético que cada día lo motive a tener un cambio positivo y encaminado hacia la excelencia”.

“He llegado a la convicción de que todos nacemos con un impulso ético, el impulso para ser mejor… Cuando hablemos de ética, hablemos de ese impulso para ser mejor, de modo que, uno de los resultados de ese llamamiento, sea el rechazo radical de toda mediocridad, la mediocridad es la situación más antiética que puede haber para un ser humano y qué es la mediocridad, la pereza de cambiar, el miedo de cambiar. Llegué a la conclusión de que la situación más ética es la excelencia y como la excelencia nunca la alcanzaremos, siempre tendrá que existir ese impulso ético hacia la excelencia que viene a ser como un motor que hace a las personas cada vez mejores”, manifestó en la entrevista este destacado periodista colombiano, conocido como el maestro de la ética periodística.

Pero aquí no termina esta gran herencia que deja a un país entero Javier Darío Restrepo, quien desde antes de su fallecimiento el 6 de octubre de 2019, expresó su decisión de seguir aportando a la sociedad, a través de la donación de su acervo bibliográfico a la biblioteca Rafael García Herreros de UNIMINUTO Rectoría Bogotá Sede Principal.

Fueron más de 1.000 volúmenes entre libros, novelas y ensayos, con temas sobre periodismo, filosofía, historia, literatura universal, literatura latinoamericana, teología y lengua, además de una colección de premios, galardones y reconocimientos obtenidos en su ejercicio periodístico, los que recibió la biblioteca de la Institución, logrando de esta manera, seguir contribuyendo a la formación de los nuevos comunicadores sociales y periodistas, quienes desde su alma mater, mantienen vivo el recuerdo de todo su conocimiento y enseñanzas.

En este día, UNIMINUTO Rectoría Bogotá Sede Principal recuerda con agradecimiento a este gran hombre del periodismo y, a la vez, renueva su compromiso de mantener vivo el legado de este maestro de la ética periodística.

Fotografía recuperada de: UNIMINUTO Radio.