Atrás

Nuestros graduados y estudiantes se solidarizan con las comunidades en épocas de pandemia

Leimy Santana, quien hace poco recibió su título profesional en UNIMINUTO Rectoría Bogotá Sede Principal, se propuso conseguir mercados a través de la Corporación Minuto de Dios, para donarlos a su comunidad en el municipio de Sucre, Santander.

Los mercados fueron entregados a la comunidad del Corregimiento La Granja, en el sur del departamento de Santander, lugar de donde es oriunda Leimy Santana, quien terminó sus estudios en el semestre anterior y hace poco recibió su título profesional como Comunicadora Social – Periodista, de UNIMINUTO Rectoría Bogotá Sede Principal y quien priorizó las donaciones para personas de la tercera edad, madres cabeza de familia, población en situación de discapacidad cognitiva y algunas personas del corregimiento que, debido a la contingencia, no han logrado salir de la capital de país y han tenido que pasar el aislamiento allí.

“Nosotros manejamos un colectivo juvenil en este corregimiento y nuestra misión es aportar al tejido social. Tomamos la decisión de donar los mercados a esta comunidad, porque es donde nací y crecí, es un sector abandonado por el Estado; la mayoría de las cosas que tiene este sector, ha sido por ´verraquera de la gente´ y siento que mi compromiso en la comunidad, es venir a realizar lo que me enseñó UNIMINUTO, los principios que nos dejó el padre Rafael García Herreros: ¡que nadie se quede sin servir!, que todos podamos aportar al desarrollo del territorio”, expresó la graduada.

Entrega de mercados en el Corregimiento La Granja. Foto suministrada por: Leimy Santana, graduada.

La donación se dio en el marco de la campaña que realiza la Corporación Minuto de Dios, la cual busca entregar mercados a las poblaciones en extrema condición de vulnerabilidad en el territorio colombiano, y en esta oportunidad, donó los mercados a la estudiante Leimy Santana, quien inicialmente manifestó su propósito de querer entregarlos a los habitantes de La Granja.

“A través de Servientrega, la Corporación Minuto de Dios nos colaboró, haciéndonos llegar los mercados al municipio de Sucre, Santander, y mediante una ambulancia, personal de la Sociedad Civil, profesores pensionados de la zona y el párroco de la comunidad, pudimos traerlos hasta el Corregimiento de La Granja y sus veredas”, manifestó la graduada Santana, quien, a su vez, agradeció el apoyo y la gestión brindada por UNIMINUTO y la Corporación que, junto con sus colaboradores, lograron hacer realidad, una vez más, esta ayuda a las personas que más lo necesitan en el país.

UNIMINUTO continúa sembrando en sus estudiantes y graduados, el espíritu de servicio y el deseo por seguir aportando a la transformación de comunidades.