Atrás

MAC: 54 años trabajando por el arte contemporáneo, la cultura y la comunidad

Durante su larga trayectoria, el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá – MAC, se ha convertido en pionero ofreciendo acceso a la cultura a un amplio sector popular de la ciudad de Bogotá.

El origen del Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá está marcado por anécdotas y por el sentido visionario de su fundador, el padre Rafael García Herreros quien, durante sus obras realizadas en El Minuto de Dios, hizo realidad el sueño de brindar arte a quienes no contaban con ese privilegio, fundando así el Museo en el centro de un barrio que apenas estaba surgiendo.

“Nos remontamos a enero del año 1963, cuando en una alocución televisada por el programa diario de El Minuto de Dios, el padre García Herreros propone la parábola del museo. Allí él cuenta que estaba vendiendo unas boletas para el Banquete del Millón y visitó unas casas, entró a una que tenía varias obras de arte, esculturas, pinturas y era de una señora mayor, él la aborda, le dice: señora usted ya ha visto mucho estas bellezas, ¿por qué no me las presta para que hagamos un museo en el barrio El Minuto de Dios?, porque es injusto, inequitativo, que haya personas que puedan disfrutar de estos bienes y otras no, porque así como la riqueza, la belleza también tiene una obligatoria función social. A la señora no le pareció mala la idea, pero al día siguiente salió una editorial donde decía que el padre estaba pidiendo plata para su barrio y obras de arte, y que en Colombia no había nada valioso desde el arte”, expresó el Director del MAC, maestro Gustavo Adolfo Ortiz Serrano.

Pese a las voces negativas de algunas personas por la idea del padre García Herreros, tres años después, el 15 de agosto de 1966, se da inicio a la colección del Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá con 55 obras donadas por diferentes artistas nacionales e internacionales, la cual contiene alrededor de 1.500 piezas en la actualidad. Entre las obras recibidas, se encuentran algunas del pintor y maestro colombo-español Alejandro Obregón, quien surgió como un pintor del arte moderno colombiano.

Foto suministrada por: el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá - MAC.

Además del padre Rafael García Herreros, en el noroccidente de Bogotá, el artista colombiano Fernando Montoya Romanowsky y Germán Ferrer Barrera, primer director del Museo, hicieron parte de este proyecto pidiendo obras de arte de varios artistas para que fueran entregadas al MAC. La inauguración se llevó a cabo en una sala magna del Colegio Minuto de Dios, localizado en el popular barrio que lleva su mismo nombre y cuya infraestructura se inició con troncos cortados como bases para las esculturas y guadua para la construcción de los paneles que sostuvieron las primeras obras expuestas en este emblemático lugar desde el cual, hoy en día, se comparte arte hacia diferentes lugares de la geografía nacional e internacional.

“Ya para el año 1970 se inaugura el nuevo edificio que también es pionero, porque es por primera vez que se hace en Colombia un edificio pensado para una colección de arte contemporáneo y los museos de arte que había en ese momento, estaban ubicados en antiguas casonas y su función original no era la de un museo”, manifestó el Maestro Ortiz Serrano, quien destacó igualmente los 50 años que en este 2020 se conmemoran, por la culminación de la construcción del actual edificio.

Otro aspecto a resaltar del Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá, es que a lo largo de sus 54 años de existencia ha logrado permanecer y dejar huella en el territorio nacional y en el ámbito mundial, donde es reconocido, además, por ser el primer museo en Iberoamérica en recibir la acreditación en alta calidad por parte de la Alianza Americana de Museos. De igual forma, ha logrado construir una comunicación con la comunidad y la vinculación de los diferentes procesos del arte contemporáneo a la vida cotidiana de las personas.

Sus proyectos, entre los que se encuentran el Salón de Arte Joven, creado en 1967; el Salón del Fuego en 1972; el Salón de Agosto que duró alrededor de 10 años; en una segunda etapa, el Salón de Nuevas Expresiones Plásticas en la década de los 80 y 90s y finalmente su más reciente proyecto Tesis que actualmente completa 17 años divulgando las mejores tesis de grado, también son logros a destacar de esta gran obra del MAC. “En la misma década de los 80 y 90s fuimos pioneros en las prácticas contemporáneas y en el Siglo XXI, se realizaron los festivales de artes electrónicos contemporáneos, donde se han mostrado todas las tendencias del performance, las tendencias más vanguardistas del arte”, afirmó el Director del Museo.

En estos 54 años que celebra el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá, también resaltamos su vinculación, desde 1998, con la Corporación Universitaria Minuto de Dios, la cual le ha aportado un carácter investigativo y académico que se ha ido incrementando a lo largo de este devenir histórico y que ha contribuido, además, en la activa participación del Museo en convenciones, reuniones y asambleas internacionales, como el Consejo Mundial de Museos en Tokio y el Consejo de Museos Universitarios.

Una vez más extendemos nuestras felicitaciones al Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá y a quienes laboran en este, porque siguen contribuyendo al beneficio de las comunidades y apostándole a la apropiación de una cultura de inclusión.