Atrás

Estudiantes de UNIMINUTO Rectoría Bogotá Sede Principal, le aportan al bienestar y la educación de niños, niñas, adolescentes y jóvenes

Desde el desarrollo de su Práctica en Responsabilidad Social, un grupo de estudiantes de la Rectoría Bogotá Sede Principal, contribuyen en la creación de retos pedagógicos, para esta población que es acogida por la Fundación Michín.

Son actualmente 180 personas, entre niños, niñas, adolescentes y jóvenes, de edades entre los 2 y 23 años de edad, quienes reciben atención de la Fundación ubicada en la Localidad de Engativá en la ciudad de Bogotá y quienes, gracias al trabajo mancomunado entre el Centro de Educación para el Desarrollo – CED, estudiantes y docentes de UNIMINUTO, así como de directivos de la Organización Social, han ido desarrollando estos retos pedagógicos, que consisten en un soporte digital – narrativo y una pieza audiovisual, y sustentados en dos enfoques teórico – prácticos que son: la Convivencia y sus aprendizajes y los Espacios de distención, creación y compartir.

“Desde el desarrollo de la Práctica en Responsabilidad Social, en el proyecto social de formación ‘Construyamos Mundos con la Niñez – UNIMINUTO Sede Principal Calle 80’, se sitúa esta experiencia pedagógica en la Fundación Michín que acoge a estos niños y jóvenes que se encuentran en proceso de restitución de derechos, por medio de la modalidad internado vulneración del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF)”, expresaron desde su experiencia, los estudiantes que realizan la práctica social.

Desde el CED, a través de la Práctica en Responsabilidad Social, se está formando al estudiante de manera integral como un profesional en su disciplina y haciendo énfasis en la importancia del compromiso social y la capacidad para generar transformación en su entorno.

Es así, como este grupo de estudiantes de diferentes programas de UNIMINUTO Rectoría Bogotá Sede Principal, han venido trabajando en esta causa, logrando rescatar en cada uno de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, siete aprendizajes desde el enfoque de la Convivencia y sus Aprendizajes:

  1. Aprender a no agredir al congénere.
  2. Aprender a comunicarse.
  3. Aprender a interactuar.
  4. Aprender a decidir en grupo.
  5. Aprender a cuidarse. 
  6. Aprender a cuidar el entorno.
  7. Aprender a valorar el saber cultural y académico.

“En este primer enfoque contamos con un trabajo base y transversal, propiciado por Hogares Club Michín, hoy Fundación michín, que es ‘Proyecto de Convivencia – La Magia de Convivir Juntos’. Cada uno de los aprendizajes se rescató semana tras semana con los retos pedagógicos, procurando la interacción con materiales cotidianos y ejes transversales como la literatura, el juego, el arte y la exploración del medio”, resaltaron los estudiantes.

Una variedad de actividades encaminadas hacia la Ciencia y el cuidado, Juegos tradicionales, Origami, Art Attack, Circo, Recreación y Deporte, y Mix de talleres, todos enmarcados en el segundo enfoque ‘Espacios de distención, creación y compartir’, se convirtieron en un apoyo importante y en herramientas clave para el desarrollo de la labor de cada una de las personas de la Fundación Michín, a cargo del cuidado de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

Cabe resaltar que el Mix de talleres, sirvió para que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, dedicaran sus tardes sabatinas para desarrollar las actividades propuestas en el Mix y así mitigar la ausencia de sus familias, quienes no podían visitarlos a raíz de la actual cuarentena nacional. “De manera que, a razón de la diversidad y riqueza artístico – deportiva, las niñas, niños y jóvenes que efectúan en compañía de sus docentes los retos pedagógicos, pueden disfrutar de tardes diferentes que procuran la distensión del encierro y responsabilidades académicas a lo largo de la semana, promoviendo así una complementariedad a los talentos personales y por supuesto al proceso de convivencia desde el trato ameno y colectivo”.

UNIMINUTO Rectoría Bogotá Sede Principal, contribuye a través del CED y la Práctica en Responsabilidad Social de sus estudiantes, al bienestar mental y físico de estos niños, adolescentes y jóvenes, promoviendo una convivencia positiva al interior de sus hogares y logrando así que la misionalidad de la Institución sea cada vez más visible en las comunidades.