Atrás

Cómo el arte nos ayuda a resistir los tiempos de pandemia que nos correspondió vivir; una perspectiva desde la Licenciatura en Humanidades y Lengua Castellana de UNIMINUTO

“Aprendiendo a pensar, me perdí”

Gonzalo Arango

 

Por: Jonathan Caicedo Girón, docente del programa Licenciatura en Humanidades y Lengua Castellana, de la Facultad de Educación de UNIMINUTO Bogotá Presencial.

 

En una de las tantas entrevistas que le hicieron al escritor chileno Roberto Bolaño, particularmente una llamó mi atención, ‘La belleza de pensar’, (1998), en un escenario relativamente pequeño, un entrevistador (lector de toda la obra) le hacía algunas preguntas al narrador austral, en donde hacía hincapié en la función del arte como un catalizador que permite mediar los conflictos en los diversos ejercicios del poder y de control desde la cotidianidad. A lo que Bolaño respondía con seguridad que, específicamente, la literatura operaba como un bálsamo sanador.

En esas últimas palabras quedé incrustado, “¿cómo que la literatura es un bálsamo cura?”, me pregunté. Luego, abrí el micrófono de mi clase y allí agazapados a la pantalla y con diversos miedos los estudiantes preocupados por las estadísticas de muerte que amenazaban al país. Los comentarios eran homogéneos: había que proteger a la familia; la incertidumbre se apoderaba de sus espíritus, entonces, a mi mente llegó como por arte de magia, ‘La belleza de pensar’.

Sin vacilar, les propuse: vamos a leer a tales autores, vamos a ver tales cortometrajes y de tarea verán tales películas. La clase terminó en un silencio sepulcral, Bogotá como un rebaño permanecería adentro. Un nuevo aislamiento preventivo nos secaba las costillas. El tiempo nuevamente se nos escurrió entre los dedos y llegó la clase con los estudiantes que me habían dejado una reflexión honda, ¿cómo resistir? ¿cómo dar la batalla desde casa para llenar la existencia de sentido?

Sin cavilaciones, los saludé, les di la bienvenida a una nueva clase. Con sorpresa y de soslayo observaba el chat, todos querían participar, todos y todas querían dar su opinión sobre las lecturas y su paso por el cine; no sobraron algunas lágrimas, pues los asistentes se hallaban quedos, conmovidos.

Allí comprendí que, efectivamente, la poesía, la literatura, el cine y el lenguaje en general, nos permiten escapar hacia nuestras entrañas. Construir unos parajes en donde el profe y los estudiantes con sus manos de acero corren la bruma del camino. Un sol blanco está por nacer, pronto volveremos a las aulas. Mientras tanto, pienso ¿qué lectura nos acompañará en la próxima sesión? stop. Apago el computador.

En la foto: Jonathan Caicedo Girón, docente del programa Licenciatura en Humanidades y Lengua Castellana de la Facultad de Educación, de UNIMINUTO Bogotá – Presencial.

 

*Jonathan Caicedo Girón, Bogotá (1989). Es un narrador y poeta oriundo del municipio de Soacha, Cundinamarca - Licenciado en Humanidades y Lengua Castellana de UNIMINUTO Bogotá Presencial y Magíster en Estudios Literarios. Coordinador Académico de la Sede, autor del poemario: “Mediaciones de la locura” (2020). Ha publicado diversos poemas y relatos cotidianos en revistas latinoamericanas y nacionales. Ha sido jurado en distintas oportunidades del Concurso Nacional de cuento RCN y eventos locales.