Atrás

Mi experiencia en los Juegos Nacionales UNIMINUTO 2016

Mi experiencia en los Juegos Nacionales UNIMINUTO 2016

Imagen

Catalina Muñoz, jugadora del seleccionado de Baloncesto UVD, cuenta su paso con el equipo que se llevó el segundo lugar en las justas celebradas en la Seccional Bello.

El sueño por competir en unos Juegos Nacionales de la Corporación Minuto de Dios, empezó hace un año atrás. Poco a poco se fueron tejiendo las oportunidades para hacer parte de ese grandioso evento. La hora de saber quiénes eran las seleccionadas de la sede UVD había llegado; escuchar mi nombre entre las deportistas que fueron convocadas, hizo saltar mi corazón de alegría y seguían tejiéndose oportunidades en mi vida que seguramente estaban por venir.  EL 7 de octubre nos movilizamos hacia los décimos Juegos Nacionales de UNIMINUTO, quien este año nos abría sus puertas en la ciudad de la eterna primavera (Medellín).

Nuestras maletas no sólo iban llenas de ropa, sino también de ilusiones, de fe y de esperanza por obtener un triunfo. Primero como seres más humanos y segundo con el anhelo de un lugar en el pódium. Todos los deportistas de la sede de UVD llevábamos en nuestro corazón la gratitud del esfuerzo y dedicación que el área de Bienestar Universitario, nos ha brindado durante estos años y queríamos, en señal de agradecimiento, traer un trofeo para nuestra Sede.

Los Juegos Nacionales desbordaron nuestras emociones, fácilmente pasamos de la risa al llanto, de la esperanza a la desilusión, de la alegría de una victoria a la tristeza más profunda por la derrota.  Los sentimientos afloraban en todos los seleccionados, abrazos iban y venían, buenos deseos, ánimo entre los equipos, apoyo presencial de un equipo con otro; todo ello fue símbolo de fraternidad que nos unió como una gran familia, ¡la familia UNIMINUTO! 

El esfuerzo y la dedicación de la que fueron testigos nuestras familias se vieron reflejados en nuestra participación, por primera vez en dos años y cuatro meses el seleccionado de baloncesto femenino llegaba a una final en juegos nacionales.  El sueño de llevar un trofeo para nuestra Sede UVD se hizo realidad; ganamos el segundo lugar en el juego; somos subcampeonas de los décimos Juegos Nacionales UNIMINUTO. 

Para muchos esta fue la experiencia deportiva más importante en la que hemos participado, inolvidable, enriquecedora y maravillosa. No todos volveremos a tener esta oportunidad, pues algunos ya pronto cumplirán con una parte de su proyecto de vida y estarán graduados.

Hoy, les extiendo la invitación para que formen parte de esta gran familia de deportistas; esta familia que lleva el apellido UVD. No me resta sino agradecerle a la profesora Claudia Marilyn Martínez Barrios, nuestra entrenadora, que por su dedicación, entrega, pasión, esmero y paciencia, logró llevarnos por primera vez a una final en los Juegos Nacionales. A Bienestar Universitario de UVD por creer en nosotros y en nuestro talento como deportistas, por generar espacios de cultura y deporte para todos los estudiantes de la Sede y cada una de mis compañeras de equipo y a nuestras familias los invito a ser disciplinados y a tener motivación, así como perseverancia en cada juego.

 

Gracias..Corporación Universitaria Minuto de Dios y Sede UNIMINUTO Virtual y a Distancia