Atrás

Voluntariado la Luz

Desde el Centro Regional Barranquilla viene adelantando como parte de las actividades del área de Pastoral un espacio de voluntariado con cerca de 15 estudiantes pertenecientes a los diversos programas académicos. Para el semestre 2019-1 se implementó el desarrollo del voluntariado en el Barrio La Luz de Barranquilla, ubicado al suroriente de la ciudad. Hoy por hoy, el barrio la Luz comprende 111 manzanas, según el último censo poblacional habitan 20.448 personas; limitando con los barrios Rebolo, La Chinita y el famoso caño de la Ahuyama. Adicionalmente, se encuentra a pocos metros del Puerto Marítimo de Barranquilla, uno de los lugares donde más ingresos económicos se perciben en la ciudad, que contrasta con la realidad socioeconómica del barrio. (Alcaldía de Barranquilla, s.f.). Tal realidad probablemente tenga su asidero en la mala distribución de la riqueza, los bajos ingresos económicos, el difícil acceso a la educación, la migración venezolana, los altos índices de criminalidad, violencia y microtráfico, la informalidad laboral, entre otros.

 

El ejercicio voluntario se ha ido construyendo previamente a partir de un ejercicio de situacionismo desarrollado por los propios estudiantes, a partir de observaciones participantes y encuentros con la comunidad. El recorrido hecho ha sido: realización de deriva etnográfica y encuentro con líderes de la comunidad, realización de descripciones densas para definir problemáticas centrales y trabajo grupal en torno a la definición de una problemática concreta sobre la cual trabajar a partir de la metodología árbol de problemas. Todo el trabajo apunta a que el grupo focal del voluntariado se centrará en la atención integral de 10 familias, de modo que las diferentes acciones que se realicen estén inmersas en el núcleo familiar persiguiendo un mantenimiento en el tiempo de lo realizado. La atención a las familias irá orientada desde diversas dimensiones: la dimensión psicológica, se trabajará a partir del acompañamiento y sensibilización; la dimensión socioeconómica, desde la emprendeduría y formación financiera; la dimensión espiritual, a partir de acciones de evangelización desde la misión de UNIMINUTO; la dimensión de solidaridad, a partir de acciones de subsidiaridad a la luz del pensamiento social de la Iglesia.

 

                                             Voluntariado la Luz

 

 

Jair Olascoaga

Profesional de Pastoral 


Misión