Atrás

Racismo en niños y niñas:¿de dónde viene?



¿Cuáles son los imaginarios de los niños sobre la población afrodescendiente? Estudiantes investigadoras se propusieron averiguarlo.
 

Un grupo de niños y niñas de Ciudad Bolívar en Bogotá se reúne en un taller para responder cuál es su  imaginario sobre la población negra.  Sus respuestas se enmarcan en frases como “más flexibles que la gente blanca”, “tienen más equilibrio”, “son fuertes”,  y otros estereotipos de lo que limita la amplia gama de posibilidades identitarias que tienen las personas, más allá de su tono de piel. Pero,  ¿dónde surgen estas respuestas?  ¿Acaso de la interacción entre estos niños con personas que cumplen con estas características? ¿O es un discurso aprendido de los estereotipos que aparecen en la televisión y las opiniones de otras personas? 
 

 

"Las realidades se narran pero también se crean con el discurso” : Van Dijk. 
 

De acuerdo con la ponencia El racismo: un signo colectivo en niños y niñas, de las estudiantes de licenciatura en lengua Castellana de UNIMINUTO, Karen Dayana Arizala y Karen Beltrán Torres,  "desde la primera infancia se moldean los procesos cognitivos asociados a la experiencia cotidiana que los niños y niñas viven. Así las cosas, se entiende que estos no son plenamente conscientes de lo que implica seguir reproduciendo diferencias raciales en una sociedad como la colombiana, por ello se considera importante empezar a problematizar desde la casa, la escuela y los medios masivos de comunicación todo este armazón de señalamientos que se sustentan, en su mayoría en las diferencias físicas entre los diversos grupos humanos”.

 

Asociar que los negros solo son buenos bailarines o deportistas, no parece negativo.  Sin embargo, puede llegar a estigmatizar a una población, encasillándola en ciertos roles y excluyéndola de otros, solo por cumplir con un rasgo físico determinado. 
 


Ideas desde la Colonia
 

Para comprender estos imaginarios debemos remontarnos hasta la época de la colonia.  Así lo sugieren las Autoras, quienes en 2016 estaban adscritas al semillero de investigación Narrativas Cantadas y pedagogías transformadoras,  de UNIMINUTO. 

Cuando los españoles  desembarcaron en el nuevo mundo usaron todo tipo de armas para dominar a las poblaciones nativas.  Sin embargo, una de las más poderosas no hizo correr ni una gota de sangre. Se trataba de esparcir la idea de que su superioridad tenía un origen genético, y de que sus rasgos físicos eran prueba de ello.  De acuerdo con Anibal Quijano, este “fue un modo de otorgar legitimidad a las relaciones de dominación impuestas por la conquista”, señalan las autoras. 

Si bien el lenguaje narra o describe realidades, también las crea, señala  la ponencia.  Y de tanto repetir la idea de que una condición biológica, un origen geográfico, o un rasgo físico, justifica la superioridad de uno sobre otros, toda una sociedad, incluyendo a los mismos oprimidos, termina validando que esto sea así.  El resultado se ha repetido históricamente: siglos de monarquías, esclavitud y restricción de derechos, para todo tipo de población señalada como diferente, solo por  pertenecer o no a un determinado grupo.  

Aún tras años de haberse abolido la esclavitud, de tragedias como el  Holocausto Nazi, y de la llegada de los Derechos Humanos, estos discursos siguen vigentes y silenciosos en los medios de comunicación, conversaciones familiares, y escenarios que forman la manera de pensar de toda una generación de niños y niñas en la actualidad. “Pensar que la oralidad de la mano con esos discursos que se construyen a favor de los dominantes pueden afectar severa y negativamente a la comunidades que sufren el control injustificado, al subyugarlos en todas las dimensiones de la vida de un ser humano”, comentan las estudiantes. 

Te invitamos a leer la ponencia completa El racismo: un signo colectivo en niños y niñas

Para más investigaciones y artículos científicos visita nuestro repositorio institucional o la Biblioteca virtual.  

¿Qué opinas sobre este tema? Únete a nuestra conversación en Twitter:

 

 

 

Carlos Andrés Jurado V.

Dirección de Mercadeo y Comunicaciones – Servicios Integrados.


Educación