Atrás

Cátedra de paz no ha disminuido violencia escolar

 

Aunque fue legislada en 2004 y decretada en 2015, los conflictos escolares en Colombia siguen en aumento, revelan investigadoras.

No hay cifras claras ni un seguimiento riguroso por parte de las autoridades educativas en la implementación e impacto de la cátedra de la paz en Bogotá. A esa conclusión llegaron las investigadoras Nelly Esperanza Vargas Castiblanco y Andrea Vargas Guzmán de UNIMINUTO. 

En el contexto nacional, las investigadoras también encontraron que la implementación de la cátedra, a través de la ley 1732 de 2004 y el decreto 1038 de 2015 , no ha contribuido a disminuir las cifras de violencia y conflictos en el entorno escolar colombiano, como dan cuenta las cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, a 2018. 
 

¿Hay regulación para la implementación de la cátedra de la paz en las instituciones educativas?, se preguntan las investigadoras de UNIMINUTO.

 

Al acercarse la implementación de la cátedra en una Institución educativa de Ciudad Bolívar en Bogotá, las investigadoras hallaron desinformación por parte de los educadores sobre estrategias para abordar el tema en el aula. “Algunos de los docentes se centran más en temas como el trabajo en valores, pero no especifican la estrategia pedagógica”, señalan las investigadoras en la Revista Inclusión y Desarrollo de UNIMINUTO, y agregan que la mayoría de los 18 profesores consultados confunden la enseñanza de ciencias sociales,  valores, desarrollo sostenible, convivencia ciudadana, resolución de conflictos y  democracia, como equivalentes a la cátedra de paz.

Por otro lado, los estudiantes demuestran interés en el tema de la paz, pero no tienen herramientas que puedan aplicar a los conflictos de su convivencia escolar. 

Una cultura de paz se establece a partir de reglas sociales y no de una imposición unilateral o de un discurso que no necesariamente se acerca a la realidad, señala el estudio.

Vivir la paz

Las investigadoras concluyen que es necesaria una estrategia de la Institución educativa para capacitar a sus docentes en la implementación de la cátedra de paz y en la identificación de conflictos interculturales. A su vez, esto permitiría que los estudiantes no solo comprendan el concepto de paz, sino que sepan cómo aplicarlo en su propia realidad. 

“No solo debe ser para las aulas, o los libros, esta (la cátedra) debe de extenderse fuera de las instituciones educativas, que llegue a todos los contextos de los que interactúan los estudiantes, de igual forma es importante generales herramientas pacíficas en las aulas y transmitirla a los acudientes”, agrega el artículo de Inclusión y Desarrollo.  

 

Te puede interesar 

 

Si eres estudiante o docente de UNIMINUTO, puedes seguir investigando en  las bases de datos de nuestra biblioteca virtual

 

Carlos Andrés Jurado Vásquez 

Mercadeo y comunicaciones- Servicios Integrados 

 


Educación