Atrás

Altruistas y egoístas se parecen más de lo que crees

 

 

¿Qué nos motiva a ser altruistas y ayudar a otras personas?  

 

Existen dos tipos de motivaciones altruistas, es decir, de ayuda a los demás: el altruismo psicológico clásico  que genera deseos de ayudar por el bien de los demás, y el altruismo psicológico no clásico, que genera deseos de ayudar por el bien de uno mismo, explica el artículo The ways of altruism publicado por la revista Evolutionary Psychological Science. 

Sin embargo, no todos nuestros deseos nacen de motivaciones altruistas. Existe una escala que va desde un altruismo innato, hasta el egoismo psicológico.  Para los investigadores Gualtiero Piccinini y Armin W. Schulz, la diferencia entre el altruismo psicológico y el egoísmo es mucho más estrecha de lo que tradicionalmente se supone. En ambos casos las motivaciones podrían ser similares. 

 

¿Qué nos motiva a ser altruistas y ayudar a otras personas?

 

¿Qué tan diferentes son los deseos de ayudar de una persona  a los de una egoísta?  Para los investigadores existen diferentes explicaciones. Del lado más egoísta, la motivación es sencillamente instrumental: obtener un beneficio propio a partir de ayudar. En otros, como ocurre con las madres hacia sus hijos, el deseo de ayudar a los demás no tiene un beneficio directo hacia quien ayuda, pero sí la recompensa de haber ayudado, lo cual genera ciertas sustancias en nuestro organismo asociadas con la satisfacción. En el caso de algunas especies de animales, ayudar a otro miembro del grupo,  además, si bien es un acto altruista, beneficia al grupo, y asimismo al ayudante. 

En otros casos el altruismo es aprendido, ya sea con estímulos de premio o castigo, y por ello se sigue llevando a cabo, en un comportamiento rutinario o cíclico. Asimismo, sugieren los investigadores, el egoísmo puede ser una conducta aprendida, por ejemplo, en el caso de quienes practican el matoneo escolar. 

En todos estos escenarios, sugieren los investigadores, “debemos tener en cuenta no solo cómo se constituye psicológicamente el organismo en el momento  (al evaluar los contenidos de sus deseos), sino también cómo fue psicológicamente constituido en el tiempo  (evaluando cómo produjo los deseos relevantes)”.   

Es entonces en la producción de los deseos y no en el acto de ayuda, donde se sugiere seguir investigando para hallar respuestas más exactas sobre qué nos motiva a ayudar.  

Para ampliar más este tema te invitamos a leer el artículo Los caminos del altruismo, accediendo con tu usuario y contraseña de estudiante o docente de UNIMINUTO. 

También puedes investigar sobre otros temas, en las bases de datos científicas más importantes del mundo, disponibles en nuestra biblioteca virtual

 

Con Información de:

 

Carlos Andrés Jurado Vásquez

Dirección de Mercadeo y comunicaciones- Servicios Integrados.


Ciencias sociales y humanas