Atrás

¿Por qué hay más mendicidad en Girardot durante ciertas fechas?

 

 

Una estudiante de Trabajo social de UNIMINUTO encontró la respuesta. 

 

Girardot es uno de los principales destinos vacacionales de Colombia.  El Festival Nacional de Turismo y la semana santa son dos de las fechas más concurridas del Municipio.  Sin embargo, los turistas no son los únicos en llegar. A la par, también aumenta el número de indígenas, adultos y niños, que extienden su mano en las calles en busca de una moneda. ¿Se trata de habitantes de la ciudad en condición de pobreza?   ¿Por qué algunos solo aparecen en estas épocas? 

La estudiante de Trabajo social de UNIMINUTO  Deccy Torcoroma Bayona Ruedas encontró la respuesta. En 2016 se propuso entrevistar a los indígenas que piden dinero en las calles de Girardot, para saber su origen y las razones que los llevaron a esta actividad.   

 “Al establecer contacto con este grupo poblacional se pudo conocer que ellos son traídos desde sus resguardos y los ubican estratégicamente en lugares que son más concurridos de la ciudad y cuando la temporada termina son devueltos a su lugar de origen, el dinero que logran recolectar se lo deben entregar al tratante”,  comparte Deccy en su ponencia Mendicidad ajena, la cara oculta de la trata de personas.  

A esta práctica se le conoce en el glosario de la trata de personas como mendicidad ajena. Se presenta cuando la víctima es coaccionada para mendigar contra su voluntad y es trasladada a otro contexto para ejercer dicha práctica, explica la ponencia de Deccy Torcoroma

 

Aunque los transeúntes crean que están ayudando a estas personas al darles una moneda, en realidad este dinero va a parar a los bolsillos de otros.   


 

Las causas de la trata de personas y mendicidad ajena 
 

De acuerdo con la autora y estudiante de Trabajo social de UNIMINUTO para 2016, la pobreza es una de las causas transversales que deriva en la mendicidad ajena, pero no la única.  

“De igual forma todas las formas de violencia son reconocidas como factores que contribuyen al caldo de cultivo necesario para este delito: la inestabilidad política, militarismo, disturbios civiles, conflictos armados internos y los desastres naturales, pueden derivar en un aumento de la trata de personas”, explica, citando a la ONU. 

 

 

Violencia intrafamiliar 
 

Sin embargo, la situación social, económica o política del país en el que viven las víctimas no es el único origen del problema. “El maltrato y el abuso sexual infantil son factores que expulsan a los individuos del entorno familiar y, por tanto, los hacen más propensos a caer en diferentes problemáticas, incluyendo la trata”, señala la Investigadora de UNIMINUTO.   

A esto se va sumando la pobreza, el analfabetismo, la falta de oportunidades laborales, el desconocimiento acerca del problema y la ausencia del Gobierno local a la hora de tomar medidas que protejan a  las víctimas. Una situación sobre la que  queda una pregunta abierta: cada vez que un transeúnte da dinero a estas personas, ¿está ayudándole, o siendo cómplice de su problema? 

Te invitamos a leer la ponencia Mendicidad ajena, la cara oculta de la trata de personas, para saber más sobre el tema. 

 

Te puede interesar 

 

 

 Carlos Andrés Jurado Vásquez

Dirección de Mercadeo y Comunicaciones - Servicios Integrados

 

 


Ciencias sociales y humanas